El síndrome del carril izquierdo

El síndrome del carril izquierdo

Se acerca el fin de año y los consabidos desplazamientos, tanto de nuestros camiones para el transporte de mercancías toda clase de mercancías como el de todo tipo de conductores para celebrar las fiestas, especialmente en las reuniones de familiares y amigos. Obviamente el uso de las autovías y autopistas se intensifica en estos días. Y la Dirección General de Tráfico aprovecha el momento para llamar la atención sobre el llamado “síndrome del carril izquierdo”. ¿Te suena? Seguro que sí, porque es una práctica bastante habitual en nuestras carreteras. No te descubrimos nada nuevo si te decimos que consiste en que los carriles izquierdo y central se llenan de vehículos mientras que el de la derecha se queda prácticamente vacío. Y aunque te parezca mentira, esta costumbre provoca no solo más retenciones, sino multitud de frenazos y los consabidos alcances. Por eso, la DGT recuerda que el carril izquierdo debe usarse exclusivamente para adelantar, y siempre sin sobrepasar el límite de velocidad. “No es para los que tienen prisa o tienen un coche más potente o les gusta correr más” afirman en un comunicado.  Por tanto, los carriles adicionales deben utilizarse para adelantar, tomar una salida de la vía o repartir el flujo de tráfico cuando hay alta densidad, peso no simplemente para circular por ellos. Incumplir esta norma puede suponer una sanción que llega hasta los 200 euros. Un daño colateral con el que podemos encontrarnos también, se produce al adelantar a otro vehículo que no vaya por el carril de la derecha. Sin importar a la velocidad que circule, aunque sea anormalmente baja, los adelantamientos deberemos hacerlos siempre por su izquierda. No hacerlo así, supone un riesgo de colisión. Y por supuesto, tampoco está permitido circular permanentemente por el carril de la izquierda, adelantando a otros vehículos...

Leer Más

Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Una de las mayores incomodidades con las que nos encontramos en nuestros vehículos con las bajadas de las temperaturas es que los cristales se empañan y nos impiden una correcta visibilidad. Su origen está en que el vapor de agua que hay en el ambiente se adhiere en la cara interior de los cristales, debido a la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior. Probablemente lo primero que se nos pase por la cabeza para solventar este problema sea desempañar el cristal frotándolo con un papel un trapo o la manga de nuestra camisa o jersey. Una solución rápida pero poco acertada ya que quedará manchado y se volverá a empañar en poco tiempo. Lo mejor que podemos hacer para despejar el parabrisas es dirigir el aire caliente de la calefacción a máxima potencia al foco del problema para compensar el frío del exterior. Para impedir que los cristales se vuelvan a empañar una vez que nos hemos puesto en marcha, hay que mantener una temperatura adecuada dentro de nuestro vehículo. Lo ideal es que esté entre los 18 y 19 grados. Recuerda que cuanto más subas la temperatura mayor será el gasto de combustible y el agobio que puedas sentir por el calor. Es posible que además del vaho nos encontremos con una capa de hielo sobre el parabrisas. Si es así, la mejor opción es arrancar el coche y conectar al máximo la calefacción y la luneta térmica. Si a ello sumamos un rascador, en poco tiempo tendremos el coche listo para poder circular con él. Otra posibilidad es verter un poco de alcohol sobre el hielo, ya que tiene un punto de congelación más bajo que el del agua. Ten en cuenta que usar alcohol puede perjudicar a los limpiaparabrisas, pero es una solución eficaz. Lo que no debes hacer nunca es verter agua caliente, ya que posiblemente el parabrisas se romperá debido al contraste...

Leer Más

Coches de Halloween

Coches de Halloween

La  celebración de Halloween ha desplazado en nuestro país claramente la del Día de Todos los Santos. Lo cierto es que tenía todas las de ganar. Parte con la ventaja de que es mucho más divertido el mundo de los monstruos y el terror, con el que además se han alimentado las nuevas generaciones en nuestro país. Si a eso se le añade que comercialmente es mucho más atractivo y que las empresas de diferentes campos pueden explotarlo comercialmente, está todo dicho. Incluso, pensándolo un poco, en el mundo del motor también podemos hablar de Halloween. Y no nos referimos a las películas en las que los coches son un personaje más, como en Las Colinas tiene ojos o Sé lo que hicisteis el último verano. Pero nos vamos a centrar en otro tema que resulta más apasionante. Vamos a realizar un repaso al nombre de coches míticos que están relacionados con el miedito que nos produce Halloween. Presta atención porque, aunque no son muchos, sí son más de los que pensabas.   Empezamos fuerte, ni más ni menos con los míticos Lamborghini. En esta marca nos encontramos con los modelos Diablo VT Roadster y Murciélago Roadster. El primero puedes encontrarlo en el mercado de segunda mano por aproximadamente por un cuarto de millón de euros, y el segundo por “solamente” 180.000. ¿Te parece mucho? Pues podemos subir la apuesta con los Rolls-Royce. En este caso el modelo Phamtom (fantasma) puede subir hasta casi los 600.000 euros. Los precios dan casi más miedo que los nombres. Por si fuera poco, tienen otro modelo que se llama Ghost (fantasma). Rebajando perspectivas económicas, Alfa Romeo cuenta con un modelo Spider (araña) que puede adquirirse por poco más de 20.000 euros y Dodge con uno llamado Demon (demonio) por apenas 35.000. Esta marca cuentatambién con otro modelo cuyo nombre parece hecho a posta para estas fechas: Hellcat (gato del infierno) Y hasta aquí este post de...

Leer Más

Quién me compensa los daños del volcán u otra catástrofe natural en mi coche?

Quién me compensa los daños del volcán u otra catástrofe natural en mi coche?

La erupción del volcán en la isla de La Palma muestra una vez más la fuerza arrebatadora de la naturaleza. Las lenguas de lava avanzan lenta pero firmemente hacia el mar, arrasando carreteras y viviendas a su paso. Los daños producidos son cuantiosos y cuando acabe la catástrofe habrá que empezar a valorarlos para de esta forma calcular las compensaciones a las que se pueda optar. La pregunta que nos asalta es qué ocurre con los vehículos que han sido tragados por la lava o que han sufrido daños debido al efecto de las cenizas. ¿Se encargarán los seguros de compensar a los propietarios de las pérdidas sufridas? La mala noticia es que posiblemente no. La buena, es que será el Consorcio de Compensación de Seguros el que se hará cargo. Eso sí, siempre que los vehículos tengan un seguro en vigor. Normalmente las pólizas de los vehículos, ese texto largo y farragoso que pocos suelen leer, recogen que entre sus coberturas no se encuentran los daños producidos por fenómenos de la naturaleza como terremotos, maremotos, caídas de objetos siderales y, daños producidos por un volcán, entre otros. No obstante, lo primero que hay que hacer es esperar a la posible declaración de catástrofe natural por parte del Gobierno. La cobertura del Consorcio sería automática en esta situación, tal y como ocurrió a principios de año con los daños producidos por la borrasca Filomena. Sí es importante realizar un listado exhaustivo de los gastos producidos por este incidente, así como guardar todas las facturas que se hayan podido generar. Posteriormente habrá que ponerse en contacto con la empresa aseguradora, que nos remitirá directamente al Consorcio de Compensación. En caso de disponer de algún tipo de certificado digital, se podrá hacer también la gestión directamente a través de su página...

Leer Más

Los papeles que debes llevar en tu vehículo

Los papeles que debes llevar en tu vehículo

Los papeles del camión decían el grupo musical No me Pises que llevo Chanclas. Y es que todo vehículo (y conductor) tienen la obligación de tener una serie de documentos que deberán mostrar a los agentes si estos se lo solicitan en un control, un accidente o cualquier otra circunstancia que consideren oportuna. Vamos a repasar los cuatro documentos que es necesario llevar ya sea nuestro el vehículo o de alquiler o, incluso, que nos lo hayan prestado. Carné de conducir Es un documento personal e intransferible que capacita al conductor para poder circular con vehículos a motor. Muestra un total de cinco categorías (A, B, C, D y E) que se corresponden con diferentes tipos de vehículos. Tiene caducidad, por lo que es muy importante tenerlo siempre actualizado. Además de en soporte físico, se puede llevar en el teléfono móvil a través de la app gratuita MiDGT. Pero es importante saber que, aunque los agentes de la Guardia Civil sí lo aceptan como documento válido, otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, como puede ser la Policía Local, pueden rechazar su validez. La DGT también expide autorizaciones provisionales cuando hay extravíos o se renueva el documento. Permiso de circulación Es el documento de ámbito europeo que recoge los datos del vehículo (fecha de matriculación, características del mismo, el uso que puede tener y la identificación del propietario). Al igual que el carné de conducir, podemos llevarlo en la app MiDGT. Tarjeta de Inspección Técnica Se trata de una ficha técnica que muestra diferentes características del vehículo como el fabricante y el modelo o la potencia y las emisiones. Esta tarjeta, por otra parte, no muestra el nombre del propietario. Se entrega tras la primera inspección técnica (en los turismos, cuando cumplen cuatro años) y se vincula a la pegatina que recoge la fecha de caducidad y que debe colocarse en el parabrisas. Seguro El seguro a terceros es obligatorio, pero no es necesario llevar la póliza en el vehículo, lo que no quiere decir que sea conveniente. Los agentes, en caso de necesidad, pueden consultar de manera telemática la póliza. No obstante, casi todas las compañías ofrecen una app para que puedas llevar los datos en tu teléfono...

Leer Más