Cómo actuar si un pájaro hace caca sobre tu coche

Cómo actuar si un pájaro hace caca sobre tu coche

Nos adentramos en el veranito, el sol brilla y los pájaros cantan. El problema es que también hacen caca y, curiosamente, esta suele caer sobre nuestro coche… ¿Te suena? También habrás oído hablar del poder corrosivo de estas heces (unas más que otras) para la carrocería. Pues, lamentablemente es cierto, ya que contienen ácidos que pueden dañar la capa de barniz externo de tu vehículo y cambiar el tono de color. La clave es actuar pronto. Cuanto menos tiempo esté en contacto la caca con tu coche, mejor. Lo mejor es verter agua en abundancia, colocar un trapo húmedo sobre la mancha y dejarlo actuar durante diez minutos aproximadamente, con el fin de que se ablande. Luego, tendremos que retirar los restos con cuidado para no arañar la pintura. Si la caca lleva un tiempo, quizá sea buena idea después de humedecerla, frotar con una esponja a la que podemos añadir un poco de jabón de lavado de coches. Es posible, incluso, que tengamos que usar algún producto lubricante. Lo que sí te recomendamos es que no dejes pasar varios días antes de actuar. Pero como en todo, lo mejor es una buena prevención. O sea, evitar que nuestro coche sea víctima de las cacas de pájaro. Para ello, hay que tener en cuenta que las aves defecan preferentemente cuando inician el vuelo. Eso quiere decir que es mejor no estacionar nuestro vehículo bajo estructuras en las que se pueden posar o anidar, como postes de luz o cornisas. Por supuesto, es mejor también huir de los árboles, ya que estos suelen ser su medio natural para descansar, anidar y dormir. Lo cierto es que, hablando del verano y las altas temperaturas que alcanzan nuestros vehículos estacionados, parece inevitable renunciar a una buena sombra para aparcar. En todo caso, viene mal llevar en el coche un trapo y una botella de agua para actuar rápidamente si algún pájaro decide dejarnos un...

Leer Más

Radares que te cazarán si no llevas el cinturón de seguridad

Radares que te cazarán si no llevas el cinturón de seguridad

A partir del próximo mes de junio, estaremos más vigilados que hasta ahora en las carreteras españolas gracias a los nuevos radares que va a incorporar la DGT. Esto significa que, podremos ser pillados en caso de no llevar puesto el cinturón de seguridad, lo que se traducirá en una multa de 200 euros a lo que habrá que sumar la pérdida de tres puntos del carnet de conducir. También nos delatará si utilizamos un teléfono móvil mientras estamos al volante. Estos radares, cuya localización puede consultarse en la web de la DGT, incorporan unas cámaras que son capaces de realizar hasta un total de 50 fotografías por segundo, lo que mostrará si hemos cometido este tipo de infracciones. El objetivo de estos nuevos radares es que todos interioricemos la necesidad de llevar puesto el cinturón de seguridad cuando nos subimos a un vehículo, sea cual sea la distancia que vayamos a recorrer. El año pasado, se contabilizaron un total de 178 fallecidos en accidentes de tráfico en vías tanto urbanas como interurbanas por no llevar puesto el cinturón de seguridad. Muertes que podrán haberse evitado con un sencillo gesto. Es importante recordar que su uso adecuado (y el de las sillitas de los niños) reduce un 60% la posibilidad de muerte en caso de accidente. Hasta mediado del mes de junio, los conductores a los que se pille sin el cinturón, no recibirán una multa. En su lugar se les enviará una carta de aviso con la prueba de la infracción cometida. En total se instalarán durante estas semanas 225 nuevos radares. Andalucía, con 76 es la comunidad autónoma con un mayor número de ellos. Por su parte, Canarias, Baleares y navarra sólo contarán con dos. El País Vasco es la única provincia que no tendrá ninguno. Madrid, contará con...

Leer Más

Conducir en primavera: recomendaciones para alérgicos al polen

Conducir en primavera: recomendaciones para alérgicos al polen

La llegada de la primavera se asocia comúnmente con un periodo de alegría: dejamos atrás el frío invierno y los días se hacen más largos y el tiempo mejora exponencialmente. Pero hay un grupo de personas para los que la llegada de esta florida estación no es tan buena noticia: los alérgicos al polen. Estornudos, irritación en los ojos, mucosidad, picor de nariz…, son algunos de los molestos síntomas que acompañarán durante varios meses a un grupo de conductores cada vez más numeroso. Y, por si no lo has notado, son situaciones que pueden alterar de manera significativa el comportamiento al volante. Es por ello que hay que tomar una serie de medidas que, en caso de sufrir estas alteraciones, nos permitan conducir de la manera más segura posible. Por propio sentido común, quien padezca alergia al polen, debería conducir con las ventanillas del vehículo cerradas. Se trata de la manera más efectiva de minimizar la exposición al ambiente. Por supuesto que, para ello, ayuda tener aire acondicionado en el coche. Otra medida muy importante es conservar en buenas condiciones el filtro del habitáculo. Su función es mantener el aire interior del vehículo lo más limpio posible, reteniendo las partículas en suspensión que se encuentran en el aire. Son eficaces tanto para el polen como para el humo de los tubos de escape, cenizas y otros elementos volátiles. Y aunque la mayoría de los fabricantes recomiendan cambiarlo aproximadamente cada 15.000 kilómetros, no es mala idea hacerlo al principio de cada primavera. Por último, suele ser habitual tomar medicamentos para paliar los síntomas de la alergia, del tipo antihistamínicos. Es importante leer el prospecto que los acompaña porque muchos de ellos producen somnolencia, con el consecuente peligro que ello puede suponer, especialmente si tenemos que conducir durante un largo período de...

Leer Más

La postura al volante

La postura al volante

Los profesionales de Sergetrans pasamos muchas horas al volante, y esa acumulación de kilómetros y kilómetros nos ha llevado a adquirir una gran experiencia en saber cómo hay que sentarse en el vehículo para prevenir accidentes y dolores de espalda. O lo que es lo mismo, llevar a cabo una buena conducción. Una de las medidas más importantes es mantener una correcta distancia frente al volante (y los pedales). Cuando pisamos el embrague hasta el fondo, la pierna debería quedar ligeramente flexionada. Por otro lado, debemos mantener una completa visibilidad frontal, de tal manera que podamos ver el final del capó de nuestro vehículo. En cuanto a la inclinación de la espalda, esta debería ser de un poco más de 90 grados. Una prueba para hacerlo correctamente es que podamos tocar con las muñecas la parte superior del volante mientras la espalda se mantiene apoyada en el respaldo del asiento. El reposacabezas, por su parte, debe mantenerse alineado, en su zona superior con la parte de arriba de nuestra cabeza. Pasamos a los retrovisores. Para comprobar que están colocados de manera correcta, debemos ser capaces de ver correctamente por ellos sin necesidad de mover la cabeza. Y el interior, debe permanecer alineado con la luna trasera de nuestro vehículo. No olvides también abrocharte el cinturón de seguridad antes de comenzar la marcha, por una básica cuestión de seguridad: nunca sabemos cuándo podemos sufrir un incidente. Tampoco es conveniente llevar abrigos u otro tipo de vestimentas que te impidan realizar cómodamente los movimientos y maniobras necesarias. Recuerda que, aunque comiences la marcha con la temperatura un poco baja dentro del habitáculo, esta subirá enseguida al conectar el sistema de calefacción. Cuando compartimos el coche familiar, a veces por pereza, otras por las prisas, no invertimos el tiempo en buscar la postura idónea de conducción. Desde Sergentrans te animamos a que sí inviertas esos segundos necesarios. Se trata de ganar seguridad y...

Leer Más

Como salir de un coche que se hunde en el agua

Como salir de un coche que se hunde en el agua

En estos días hemos visto llover como hace tiempo que no ocurría en diferentes puntos de nuestro país, especialmente en la zona mediterránea y el sur. Las trombas caídas producen riadas que, en cuestión de segundos, son capaces de arrastrar coches, con resultados que pueden ser fatales para sus ocupantes. Lo cierto es que nadie está libre de sufrir un accidente de este tipo por lo que vamos a repasar una serie de medidas que podrían salvarnos la vida. Ten en cuenta que un coche tarda, aproximadamente, un minuto en hundirse. En primer lugar, y aunque no te lo creas, lo mejor es no quitarse el cinturón hasta el momento justo en el que vayas a hacer el movimiento de evacuación. ¿La razón? La fuerza del agua entrando en el habitáculo te puede desplazar u desorientar, alejándote de la que debería ser tu vía de escape. Por otro lado, hay que intentar mantener la calma (por lo menos intentarlo) y perder el menor tiempo posible. Por tanto, lo mejor es tratar de salir por la puerta antes de que la presión impida su apertura. En caso de que no sea posible, habrá que intentar salir por las ventanas. Pero romper los cristales es muy difícil. El parabrisas, casi imposible. El mejor sitio para intentar romper las ventanillas es el centro, pero hay que hacerlo antes de que el coche se llene de agua, porque luego es difícil hacer fuerza. En el caso de que sean varias las personas que se encuentren dentro del habitáculo, hay que coordinarse antes de hacer ningún intento de escapada, con el fin de que todas se puedan salvar. Una vez que hayamos escapado, debemos nadar para alejarnos lo más posible del vehículo. En el caso de encontrarnos desorientados, lo mejor es seguir las burbujas de aire, que nos guiarán directamente hasta la superficie....

Leer Más

Recomendaciones frente a un atasco

Recomendaciones frente a un atasco

Con la llegada del mal tiempo, es más habitual que nos encontremos con los temidos atascos en la carretera. Los días de lluvia incrementan de manera evidente los accidentes y estos producen los atascos. Lo ideal sería poder huir de ellos (los navegadores e incluso la información radiofónica pueden ser una buena ayuda) pero cuando ya no hay remedio, es importante seguir una serie de consejos que nos harán más llevadera esta procesión. La primera recomendación es evitar caer en la tentación de cambiar de carril. Siempre vamos a tener la sensación de que el nuestro es el que menos avanza, pero se trata en la mayoría de los casos, de una percepción errónea. Además, estos cambios lo que provocan es una mayor ralentización general y un mayor estrés. Permanecer en el mismo carril nos ayudará (dentro de lo posible) a mantener una conducción mucho más relajada. También es importante mantener la distancia de seguridad. Respetarla en un atasco, cosa que pocas veces se hace, evitaría la gran cantidad de pequeños impactos que se producen por este motivo. Los cambios imprevisibles, tan de repente se avanza como se detienen los coches, hace imprescindible estar lo más alerta posible. En un atasco, además de nuestra paciencia, el mayor afectado es el embrague. Por tanto, es mejor pisarlo lo menos posible y mantener la palanca en punto muerto. Así lo haremos sufrir menos y prevendremos posible roturas o averías similares. El atasco nos hace olvidar también la importancia de señalizar las maniobras. Ya sea por la errónea sensación de que no es necesario, o porque no queremos dar pistas a los demás conductores, prescindimos en ocasiones de una acción que es fundamental y obligatoria cuando nos encontramos frente al volante. Por último, cuando estemos en un atasco hay tres consejos que debemos poner en práctica: paciencia, paciencia y...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies