Cómo colocar las cadenas a tu coche

Publicado por en 20, Ene, 2014 en Blog | 0 Comentarios

Cómo colocar las cadenas a tu coche

La navidad ya ha pasado, pero todavía nos queda lo más crudo del invierno. Durante los próximos días se anuncian bajadas de temperatura a lo largo y ancho de toda la península. Lo que equivale, en muchos casos, a nieve y hielo en las carreteras. Por ello, se hace imprescindible cargar en nuestro vehículo un juego de cadenas.

Lamentablemente, con llevarlas no basta. Hay que saber ponerlas. Y, aunque puede parecer una maniobra sencilla, si no lo has practicado con anterioridad, posiblemente no seas capaz de montarlas con temperaturas gélidas, viento, nieve y el coche con tu familia dentro.

Por eso, desde Sergetrans, te ofrecemos una serie de consejos para que poner las cadenas no se convierta en un problema:

  • Debemos situar nuestro vehículo en un lugar plano y colocar las cadenas en las ruedas tractoras que, normalmente, son las delanteras. En el caso de tener un 4X4, habrá que colocarlas tanto delante como detrás.
  • Antes de montar las cadenas debemos estirarlas completamente y pasar un extremo por detrás de la rueda sin que ninguna parte quede atrapada.
  • Después, levantaremos los dos extremos del aro y los engancharemos en el centro para que este quede en la parte interior de la rueda.
  • Por último, debemos enganchar la cadena de color a un extremo de la principal y tensar lo máximo posible.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, te dejamos un enlace a un vídeo del RACE donde podrás ver todo el proceso paso a paso.

Recuerda que con las cadenas no se deben exceder los 50 kilómetros por hora de velocidad. Asimismo, deberás evitar conducir a base de acelerones y frenadas. Además, cuando acabe el tramo de nieve, deberás quitarlas cuanto antes ya que el recorrido del coche al frenar será sensiblemente mayor. Una vez usadas, deberás lavarlas y secarlas para que la sal no las dañe.

Una opción muy recomendable a tener en cuenta es la de comprar unas cadenas de tela, que son mucho más fáciles de colocar. Son un poco más caras y, si las tienes que usar con asiduidad quizás te duren menos, pero merece la pena.

No olvides que, ya sean las tradicionales o las de tela, deberías probar cómo colocar las cadenas antes de necesitarlas, lo que te ahorrará más de un contratiempo.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× dos = 12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies