Vienen curvas (y cómo trazarlas)

Vienen curvas (y cómo trazarlas)

Conducir en una recta es fácil. Cualquiera puede hacerlo. La cosa se complica, y a veces mucho, cuando vienen curvas. Ese es el momento en que se mide la destreza de un conductor. Ello se debe a las inercias que generan los cambios de peso, tanto en las frenadas como al realizar las trazadas. En resumen, que tiene que ver con la física. Vamos a proponer una serie de recomendaciones (algunas de las cuales seguir que tenemos interiorizadas) para evitar disgustos (y mareos en nuestros acompañantes) Mira más allá Saber cómo es la curva que vamos a tomar es fundamental. Por ello, tenemos que fijar la mirada lo más lejos posible, lo que nos facilitará la maniobra. La señalización vertical en la carretera también nos dará pistas, tanto la que indica el sentido de la curva como la velocidad máxima. Si marca 30 kilómetros por hora, sabemos de antemano que el trazado no es fácil.  También nos ayuda el plano en el GPS, si es que lo llevamos. Velocidad, la justa Una curva lenta suele ser más difícil de tomar que una rápida. Por el contrario, un error en estas últimas, puede ser más peligroso. Por eso, debemos tomarlas al ritmo justo y, si es necesario frenar, hacerlo antes de que empecemos a girar el volante, ya que tendremos una mayor estabilidad en el vehículo. Obviamente la marcha que elijamos también nos pondrá más fácil (o más difícil) la maniobra con el apropiado giro de motor. Buenos trazos La circulación debe ser de fuera a dentro del carril, dibujando la línea más amplia posible en el trazado, obviamente sin invadir la vía contraria. Con buenas manos En estos casos es más importante que nunca la posición de “tres menos cuarto” de las manos al volante. Ni arriba, ni abajo. Y por supuesto nunca con una sola. Será la única forma de afrontar con éxito cualquier improvisto. Su su suave La brusquedad en la conducción suele traer problemas. Y más en las curvas. La frenada anterior, el giro y la aceleración deben hacerse de forma progresiva para mantener el...

Leer Más

Consejos para conducir en carreteras secundarias

Consejos para conducir en carreteras secundarias

Las carreteras secundarias, debido a sus trazados y las incorporaciones e intersecciones, son las vías en las que, según datos de la DGT se producen los accidentes más graves. De echo, el año pasado murieron en ellas 800 personas. Nada nuevo. Los tramos de montaña, la escasa visibilidad y, sobre todo, la existencia de un solo carril por dirección, suman factores a esas características. También es cierto que son las más divertidas, si te gusta la conducción. Un plus es que las grandes road movies, siempre tienen lugar en carreteras secundarias. Y está claro el por qué. En ellas es dónde puedes encontrar las sorpresas. Con el fin de hacer más segura nuestra conducción por estas vías, te ofrecemos una serie de consejos en tu conducción.  Conduce lo más cerca posible del margen derecho De este modo facilitarás la visibilidad al resto de conductores y un mayor espacio de seguridad a los que circulan en sentido contrario. Mantén una distancia de seguridad correcta No te pegues al coche de delante. De esta manera podrás reaccionar ante cualquier imprevisto, como puede ser un frenazo, y facilitarás la incorporación al carril de los vehículos que hagan un adelantamiento. Cuanto peor sean las condiciones de visibilidad, mayor deberá ser la distancia. Usa las luces durante el día Así te verán mejor, sobre todo en tramos montañosos o carreteras con mucha vegetación en los arcenes. Adelanta siempre con seguridad Recuerda que un adelantamiento indebido o mal calculado es una de las principales causas de accidentes, que además suelen ser mortales.   Señala siempre la maniobra, acelera con decisión y deja espacio suficiente al vehículo que se va a adelantar. Mira a distancia para poder anticipar las maniobras Curvas, cambios de rasante y otras características de la vía, te obligarán a bajar la velocidad. A ello, tienes que añadir posibles maniobras para pasar con seguridad delante de ciclistas o peatones. Atiende además, a las señales de tráfico, que te darán pistas fiables de lo que te vas a encontrar. Y por supuesto, usa el cinturón, respeta los límites de velocidad y no consumas alcohol cuando vas a...

Leer Más

Exceso de velocidad y penas de cárcel

Exceso de velocidad y penas de cárcel

Comenzamos el verano y tras casi tres meses de confinamiento, los amantes del volante estamos deseando encontrar la excusa para echarnos a la carretera para hacer kilómetros. Como es natural, deberemos estar atentos para respetar los límites de velocidad de cada vía: de forma general 120 km por hora en autopistas, 90 km por hora en carreteras secundarias y 50 en vías urbanas. La naturaleza de la carretera y el tipo de vehículo puede hacer variar estos límites. Sobrepasarlos conlleva unas sanciones económicas que oscilan entre los 100 y los 600 euros, además de la pérdida de entre 2 y 6 puntos, ya que están considerados como infracciones graves o muy graves. Pero ojo… Si la velocidad excede en 60 km por hora en vías urbanas u 80 en interurbanas, estamos hablando ya de un delito recogido en el Código Penal. ¿En qué se traduce? Pues en que ya hablamos de penas de cárcel que varían entre los tres y los seis meses o de trabajos en beneficio de la comunidad que varían entre los 31 y los 90 días. A ello se suma la prohibición de conducir vehículos a motor durante un mínimo de un año y un máximo de cuatro. Por tanto, correr de más supone un riesgo importante. Pero lo peor no son las sanciones, que como hemos visto las hay muy importantes. Lo terrible sería poner en riesgo vidas, ya sea la nuestra o la de otros, por querer correr demasiado. La DGT vigila constantemente las vías, con el fin de que cumplamos la normativa de circulación. Te recordamos cuáles son sus principales herramientas: Radares fijos, radares móviles, radares de tramo, helicóptero Pegasus (que además de velocidad excesiva, gracias a sus teleobjetivos puede captar las conductas de riesgo) y radares de cinturón. Recuerda que la carretera no es un...

Leer Más

Sobre los peligros de las carreteras convencionales

Sobre los peligros de las carreteras convencionales

De vez en cuando nos levantamos con encuestas a conductores sobre la realidad del mundo del volante. Se trata de estudios que sirven para echarle un pulso a las carreteras, o a nuestro comportamiento en ellas. La última en caer en nuestros manos ha sido la perteneciente al estudio ‘Carreteras convencionales, el agujero negro de la seguridad vial’, a cargo de la Fundación Línea Directa, que deja varios titulares jugosos, y al mismo tiempo preocupantes. Entre ellos, más de la mitad de los conductores encuestados (concretamente el 56%) admitía no saber el límite de velocidad de las carreteras convencionales (no se preguntó si sabían lo que es una carretera convencional). Según se desprende de los datos recabados en la DGT el 64% de los accidentes con víctimas en vías interurbanas tiene lugar en carreteras convencionales, que además multiplican por 1,5 las muertes respecto a autopistas y autovías Volviendo a los resultados de la encuesta, el 64% de los conductores afirman que las carreteras secundarias sufren importantes deterioros. Entre los peligros que se destacan se encuentran los cruces, la deficiente visibilidad y la falta de iluminación, por ese orden. Pero el peligro, por lo que se desprende de los datos, no viene sólo del estado de las carreteras sino también de manera de actuar de los conductores. De echo, el 80% confiesa haber cometido, de manera consciente, infracciones al código de circulación en estas vías. La más habitual, superar el límite de velocidad (72%). No respetar la distancia de seguridad entre vehículos mientras se va circulando y estacionar en el arcén, le siguen de lejos entre las acciones punibles. ¿Qué soluciones proponen los conductores para hacer más seguras estas carreteras? Mayoritariamente hablan de su desdoblamiento, pero sin tener en cuenta el coste económico y el impacto medioambiental que podría tener esta...

Leer Más

¿Qué canciones escuchan los europeos en la carretera?

¿Qué canciones escuchan los europeos en la carretera?

Los viajes por carretera no se entienden sin el acompañamiento de la radio. Ya sea informativa, de entretenimiento o musical. Y si es importante para quien utiliza un coche, para quienes conducimos nuestros camiones entre largas distancias se convierte en un compañero indispensable. La sofisticación tecnológica del audio en los vehículos ha alcanzado parámetros inimaginables hace unos pocos años. Y entendemos que seguirá avanzando ya que, hasta la llegada del vehículo autónomo, es el único entretenimiento que nos podemos permitir sin apartar la vista de la carretera. En los últimos años, los viejunos casettes y las CDs han dado paso a la música en formato mp3, los postcast demás archivos y listas de reproducción que tenemos en el móvil y conectamos a nuestro vehículo vía bluethooth. Y en un mundo globalizado en el que en casi todas partes se escucha lo mismo, a la empresa de alquiler de vehículos Avis se le ha ocurrido preguntar en 14 países qué es lo que más escuchamos los europeos cuando nos desplazamos. Según los resultados, hay un grupo  que destaca por encima de todos, ya que coloca en la primera y segunda posición, dos de sus temas imprescindibles: hablamos de Queen, que con “Bohemian Rhapsody” y “We Will Rock You” se ha alzado con el título de las mejores canciones para conducir. El podio lo completa Bon Jovi con Runaway, al que siguen Bruno Mars con 24K Magic, Justin Timberlake y su Can´t Stop the Feeling, los imprescindibles The Beatles con Ticket to Ride y Survivor conla pegadiza Eye of the Tiger. En España, donde la lista es muy similar, en el sexto puesto se cuela un único grupo patrio en el top ten: Loquillo y los Trogloditas. Y lo hace con su mítico Cadillac Solitario. En Sergetrans, hubiéramos elegido Yo quiero un Camión. Será deformación profesional…...

Leer Más