Circulación a 90 km/h

Circulación a 90 km/h

El pasado 9 de enero, entró en vigor el cambio en el límite de velocidad en carreteras convencionales, que se reduce a 90 km/h. Según datos de la Dirección General de Tráfico, se han sustituido un total de 2.719 señales, labor cuyo coste ha ascendido a 526.000 euros. La medida, anunciada hace unas semanas por el Director General de Tráfico, Pere Navarro, tiene como objetivo principal disminuir el número de accidentes en este tipo de vías, que el año pasado sumó un total de 877 fallecidos, la mayoría de ellos debido a un exceso de la velocidad. Está comprobado que, cuanto menor sea la velocidad, menos son los daños personales que se producen. El 40% de los siniestros con víctimas mortales se han identificado como salidas de la vía y el 27% colisiones frontales. La mayoría de ellos se interpretan por la pérdida del control al volante provocada por el exceso de velocidad mencionado. Por otro lado, también se pretende unificar la velocidad con la mayoría de los países europeos, en los que se ha limitado la velocidad en estas vías en las que no existe una separación física de sentido. Suecia y Holanda, dos países que lideran la seguridad vial, han decidido ir más allá y limitar la velocidad hasta los 80 kilómetros por hora. Hay que recordar que, en condiciones óptimas de conducción, con carreteras en buen estado, la distancia de frenado circulando a 90 kilómetros por hora es de 70 metros. Si la velocidad aumenta a 100, la distancia necesaria suma 14 metros más. El campo de visión del conductor también se ve afectado por la velocidad de circulación. A 65 kilómetros por hora es de 70 grados mientras que si la velocidad aumenta a 100 kilómetros por hora, el citado ángulo de visión se reduce hasta los 42...

Leer Más

Los conductores jóvenes más pruduntes de España, están en Soria

Los conductores jóvenes más pruduntes de España, están en Soria

Los conductores jóvenes más prudentes son los que se mueven por las carreteras de Soria, según el “III Informe sobre la juventud al volante: Por qué es necesario ser prudente”, publicado por Estamos Seguros. Les siguen los de Cuenca y Huesca. En el otro extremo, el de los imprudentes, se encuentran los de Las Palmas, Cádiz, Sevilla y Málaga. Y si separamos por sexos, las chicas de Soria, son las que menos accidentes graves tienen de todas las provincias españolas. Si hablamos de conducción en ciudad, el mejor comportamiento es de las chicas de Huesca, que son el único grupo que logra un sobresaliente (9,72). Las de Soria, Albacete y Guipúzcoa, las siguen, pero ya con notables. La marca más destacada en varones, coincide en el pódium, ya que son también los de Huesca. Por lo general, los jóvenes son el principal grupo de riesgo a la hora de coger el volante. La posibilidad de que tengan un accidente grave (los que tienen víctimas) es 1,8 veces mayor que un conductor de más de 35 años. Si hablamos de percances leves, en los que únicamente se han producido daños materiales, los jóvenes de todas las provincias consiguen un aprobado. Esta nota se debe, por un lado a la mejora en el comportamiento frente al volante y, por otro, a un empeoramiento general de sus mayores, lo que les permite mejorar resultados. El informe al que hacemos referencia confirma un dato que todos intuíamos: a medida que aumenta la experiencia, se reduce el riesgo de sufrir accidentes de naturaleza grave. Además, la tipología del vehículo también es importante. En concreto, los que están más involucrados en los accidentes graves. Así, un joven en ciclomotor y con una experiencia menor a un año, tiene 7,5 posibilidades más de sufrir un incidente que quienes a cumulan una década de...

Leer Más

Trucos que no funcionan para burlar un control de alcoholemia

Trucos que no funcionan para burlar un control de alcoholemia

Según los últimos datos publicados por la Dirección General de Tráfico, el 26% de los accidentes que se producen en las carreteras de nuestro país con víctimas mortales tienen como responsable el consumo de alcohol y drogas.   La última campaña de Tráfico, que desde hace unos días podemos ver en diferentes medios d comunicación, ahonda en este peligro, así como en las altas velocidades y el uso del móvil al volante. Como no podía ser de otra forma, a lo largo de los años se han ido creando una serie de leyendas urbanas que ofrecen fórmulas para engañar al alcoholímetro en caso de que nos encontremos con un control de alcoholemia. Vaya por delante que ninguna de ellas es efectiva. De hecho, la mejor prevención es no tomar ni una sola gota de alcohol a la hora de ponernos al volante. Entre esas supuestas medidas, se recomienda masticar granos de café, masticar chicle, beber aceite o leche, hacer ejercicio físico o esperar dos horas para coger el coche. Como decíamos, ninguna de ellas será efectiva, ya que los alcoholímetros lo que hacen es medir la cantidad de etanol en la aspiración, ya sea a través de un sensor de infrarrojos o, más recientemente, a través de una célula electroquímica. Pero la propuesta de trucos no acaba aquí. Hay otra serie de ellos, que parecen más bien una burla a quien los intente utilizar. Entre ellos, masticar un poco de césped o chupar una batería de móvil. Como último recurso, se recomienda intentar convencer al agente de que no se ha bebido… Sí es cierto que a veces se producen falsos positivos: el uso de enjuagues bucales, algunos medicamentos o la fermentación de determinados alimentos a la hora de hacer la digestión, pueden hacer saltar la alarma.  No obstante, para ello, se habilita una segunda prueba. Tráfico regresa a la línea dura con una...

Leer Más

Los peligros de llevar el coche sucio

Los peligros de llevar el coche sucio

¿Sabías que un coche u otra clase de vehículo sucio tiene más probabilidades de sufrir un accidente? En concreto, un 25% más. Es un riesgo que está por detrás de las distracciones y de saltarse las señales de tráfico. Por tanto, algo que parece tan banal como la limpieza del coche, se convierte en una medida preventiva más de la seguridad vial. Y la parte más importante, en este sentido, son el parabrisas y el resto de los cristales. Cuando están sucios, restan visibilidad a lo que hay que sumar las distracciones causadas por reflejos y destellos. Lo mismo ocurre con los retrovisores, tanto interno como externos, ya que su falta de limpieza impide que veamos con claridad las maniobras de otros vehículos y, por tanto, aumenta la posibilidad de sufrir una colisión. Otra zona fundamental es la de los faros. Si estos permanecen sucios, no iluminan de manera adecuada y restan visibilidad, lo que también puede comprometer nuestra seguridad. Si dirigimos nuestra atención al interior del vehículo, su falta de limpieza también puede suponer un riesgo. En este caso hay que estar atentos al estado de la alfombrilla del conductor, ya que, si está muy sucia o rota, existe un riesgo real de que se meta entre los pedales o de que el calzado se atasque, impidiendo el uso correcto del embrague, acelerador o freno. Llevar el coche sucio es, salvando las distancias, como llevar los zapatos sucios. Dice muy poco (o mucho) de su dueño, pero nada bueno. En Sergetrans cuidamos constantemente el estado de nuestros camiones y furgonetas, por seguridad y, como no podía ser de otra manera, por imagen de marca y respeto a nuestros clientes. La próxima vez que tengas el coche sucio, no esperes a que la lluvia haga el trabajo de limpiarlo por...

Leer Más

Cómo utilizar correctamente las luces de mi vehículo

Cómo utilizar correctamente las luces de mi vehículo

Las luces de nuestro vehículo son necesarias no sólo para ver, sino para que nos vean. Su utilización correcta nos puede evitar más de un susto y seguro que algún alcance. Un importante matiz a tener en cuenta es que las luces de día, que son obligatorias desde 2012 funcionan de manera independiente a las de posición traseras, por lo que en caso de niebla o de lluvia durante el día el coche que tengamos detrás puede que no nos vea correctamente. Hay un sencillo truco para determinar si es necesario encender las luces de nuestro coche.: se trata de comprobar si vemos, ya sea por delante o por los laterales, la sombra de nuestro vehículo. Eso significa que el sol está muy bajo y deslumbra a los conductores que nos encontramos de frente. Por tanto, será necesario encender las luces de cruce para facilitar que nos vean. Si necesitamos bajar el sol, también es un indicativo de activar el alumbrado, solo que se trata de una situación a la inversa. A la hora de entrar en un túnel, el encendido automático del alumbrado tarda unos segundos en activarse, por lo que durante esos instantes seremos invisibles. Por tanto, conviene encender también las luces de cruce. En caso de llevar las luces de día tendremos el mismo problema, ya que no se activan las traseras y puede que el vehículo que nos siga no nos vea. En casos de lluvia o niebla es conveniente encender también las luces de cruce en lugar de las de posición o mantener las de día, para garantizar que nos ven. Por la noche es mejor evitar el piloto de niebla trasero, a menos que esta sea muy densa, ya que resulta muy molesto para el resto de conductores. Otra razón para no encender el piloto trasero antiniebla, a menos que sea estrictamente necesario, es que su uso impide que destaquen las luces de freno y por lo tanto corremos el riesgo de sufrir un...

Leer Más