Conducir en primavera: recomendaciones para alérgicos al polen

Conducir en primavera: recomendaciones para alérgicos al polen

La llegada de la primavera se asocia comúnmente con un periodo de alegría: dejamos atrás el frío invierno y los días se hacen más largos y el tiempo mejora exponencialmente. Pero hay un grupo de personas para los que la llegada de esta florida estación no es tan buena noticia: los alérgicos al polen. Estornudos, irritación en los ojos, mucosidad, picor de nariz…, son algunos de los molestos síntomas que acompañarán durante varios meses a un grupo de conductores cada vez más numeroso. Y, por si no lo has notado, son situaciones que pueden alterar de manera significativa el comportamiento al volante. Es por ello que hay que tomar una serie de medidas que, en caso de sufrir estas alteraciones, nos permitan conducir de la manera más segura posible. Por propio sentido común, quien padezca alergia al polen, debería conducir con las ventanillas del vehículo cerradas. Se trata de la manera más efectiva de minimizar la exposición al ambiente. Por supuesto que, para ello, ayuda tener aire acondicionado en el coche. Otra medida muy importante es conservar en buenas condiciones el filtro del habitáculo. Su función es mantener el aire interior del vehículo lo más limpio posible, reteniendo las partículas en suspensión que se encuentran en el aire. Son eficaces tanto para el polen como para el humo de los tubos de escape, cenizas y otros elementos volátiles. Y aunque la mayoría de los fabricantes recomiendan cambiarlo aproximadamente cada 15.000 kilómetros, no es mala idea hacerlo al principio de cada primavera. Por último, suele ser habitual tomar medicamentos para paliar los síntomas de la alergia, del tipo antihistamínicos. Es importante leer el prospecto que los acompaña porque muchos de ellos producen somnolencia, con el consecuente peligro que ello puede suponer, especialmente si tenemos que conducir durante un largo período de...

Leer Más

Los tramos de carretera más peligrosos de España

Los tramos de carretera más peligrosos de España

Carretera convencional de una sola calzada, con una intensidad de tráfico de menos de diez mil vehículos al día y con intersecciones a nivel. Este es el retrato robot de los perfiles de vías con un mayor riesgo de accidente en nuestro país. Según un informe del programa de evaluación de riesgo en carretera, España cuenta con un 13,2% de su red de carreteras que entran en esta clasificación. O lo que es lo mismo, un total de 3.264 kilómetros de los 24.805 analizados. La buena noticia es que hace un año, el porcentaje subía hasta el 14%. El estudio se basa en datos recogidos de los accidentes producidos en los tres últimos años, teniendo en cuenta su gravedad y las características de la carretera. Entre los elementos a valorar también se incluye la intensidad circulatoria. El estudio elimina los tramos con menos de dos mil vehículos al día y con longitud inferior a los cinco kilómetros. El ranking, por orden de peligrosidad, es el siguiente: N-435. Tramo: km 33,4 – 45,9 (Badajoz) N-120. Tramo: km 535,2 – 549,5 (Lugo) N-630. Tramo: km 66,6 – 87,1 (Asturias) N-547. Tramo: km 47,3 – 54,8 (A Coruña) N-260. Tramo: km 193,9 – 204,4 (Lleida) N-629. Tramo: km 33,7 – 48 (Burgos) N-640. Tramo: km 226,5 – 238,6 (Pontevedra) N-625. Tramo: km 18,2 – 29,7 (León) N-260. Tramo: km 117,3 – 179,5 (Girona) N-230. Tramo: km 133,4 – 145,5 (Lleida) La comunidad autónoma que presenta un tanto por ciento más elevado de este tipo de vías es Cantabria con el 20,87%. Le siguen Aragón (18,84%), Castilla y León (15,58%) y el Principado de Asturias (15,30%). Por otro lado, existen un total de 17 puntos negros, en los que se han producido una media de 143 accidentes mortales o graves al año, que dejan 36 muertos y 144 heridos graves....

Leer Más

Como salir de un coche que se hunde en el agua

Como salir de un coche que se hunde en el agua

En estos días hemos visto llover como hace tiempo que no ocurría en diferentes puntos de nuestro país, especialmente en la zona mediterránea y el sur. Las trombas caídas producen riadas que, en cuestión de segundos, son capaces de arrastrar coches, con resultados que pueden ser fatales para sus ocupantes. Lo cierto es que nadie está libre de sufrir un accidente de este tipo por lo que vamos a repasar una serie de medidas que podrían salvarnos la vida. Ten en cuenta que un coche tarda, aproximadamente, un minuto en hundirse. En primer lugar, y aunque no te lo creas, lo mejor es no quitarse el cinturón hasta el momento justo en el que vayas a hacer el movimiento de evacuación. ¿La razón? La fuerza del agua entrando en el habitáculo te puede desplazar u desorientar, alejándote de la que debería ser tu vía de escape. Por otro lado, hay que intentar mantener la calma (por lo menos intentarlo) y perder el menor tiempo posible. Por tanto, lo mejor es tratar de salir por la puerta antes de que la presión impida su apertura. En caso de que no sea posible, habrá que intentar salir por las ventanas. Pero romper los cristales es muy difícil. El parabrisas, casi imposible. El mejor sitio para intentar romper las ventanillas es el centro, pero hay que hacerlo antes de que el coche se llene de agua, porque luego es difícil hacer fuerza. En el caso de que sean varias las personas que se encuentren dentro del habitáculo, hay que coordinarse antes de hacer ningún intento de escapada, con el fin de que todas se puedan salvar. Una vez que hayamos escapado, debemos nadar para alejarnos lo más posible del vehículo. En el caso de encontrarnos desorientados, lo mejor es seguir las burbujas de aire, que nos guiarán directamente hasta la superficie....

Leer Más

Recomendaciones frente a un atasco

Recomendaciones frente a un atasco

Con la llegada del mal tiempo, es más habitual que nos encontremos con los temidos atascos en la carretera. Los días de lluvia incrementan de manera evidente los accidentes y estos producen los atascos. Lo ideal sería poder huir de ellos (los navegadores e incluso la información radiofónica pueden ser una buena ayuda) pero cuando ya no hay remedio, es importante seguir una serie de consejos que nos harán más llevadera esta procesión. La primera recomendación es evitar caer en la tentación de cambiar de carril. Siempre vamos a tener la sensación de que el nuestro es el que menos avanza, pero se trata en la mayoría de los casos, de una percepción errónea. Además, estos cambios lo que provocan es una mayor ralentización general y un mayor estrés. Permanecer en el mismo carril nos ayudará (dentro de lo posible) a mantener una conducción mucho más relajada. También es importante mantener la distancia de seguridad. Respetarla en un atasco, cosa que pocas veces se hace, evitaría la gran cantidad de pequeños impactos que se producen por este motivo. Los cambios imprevisibles, tan de repente se avanza como se detienen los coches, hace imprescindible estar lo más alerta posible. En un atasco, además de nuestra paciencia, el mayor afectado es el embrague. Por tanto, es mejor pisarlo lo menos posible y mantener la palanca en punto muerto. Así lo haremos sufrir menos y prevendremos posible roturas o averías similares. El atasco nos hace olvidar también la importancia de señalizar las maniobras. Ya sea por la errónea sensación de que no es necesario, o porque no queremos dar pistas a los demás conductores, prescindimos en ocasiones de una acción que es fundamental y obligatoria cuando nos encontramos frente al volante. Por último, cuando estemos en un atasco hay tres consejos que debemos poner en práctica: paciencia, paciencia y...

Leer Más

Normas de tráfico que se nos olvidan con frecuencia

Normas de tráfico que se nos olvidan con frecuencia

Si conduces un vehículo, es que tienes el carnet. Y si tienes el carnet es que has superado una prueba teórica y otra práctica. No obstante, las normas de tráfico han ido evolucionando y cambiando a lo largo de los años y, lo normal, es no estar al tanto de su actualización. No obstante, hay que recordar que eso no exime de su cumplimiento. Vamos a hacer un repaso de las habituales. Circulación en las glorietas En las rotondas que tienen más de un carril, la salida debe hacerse siempre desde el carril de la derecha y no desde el interior. De esta manera evitaremos situaciones de riesgo. Utilizar siempre el carril de la derecha Cuando nos desplazamos por una vía con varios carriles, los que quedan a nuestra izquierda son para adelantar. O, en todo caso, usarlos cuando hay mucho tráfico y poder despejar las vías. Por tanto, la costumbre de circular por el carril central sin necesidad, podría acarrearnos una multa. Las luces El alumbrado de cruce es obligatorio mantenerlo encendido hasta una hora después del amanecer y una hora antes del atardecer. También cuando lo aconsejen las condiciones del tiempo, el estado de la vía, cuando se circula por un carril reversible o cuando hay desvíos en la calzada. El móvil Todos deberíamos saber ya que el uso del teléfono móvil no está permitido mientras se conduce. Pero quizás sea bueno recordar también que no se puede utilizar tampoco cuando, por ejemplo, paramos en un semáforo. Tampoco se puede comer ni beber mientras se conduce. Adelantamientos Está permitido superar hasta en 20 kilómetros por hora el límite de velocidad en carreteras de un solo carril para cada sentido de la marcha, cuando se trata de adelantar a otros vehículos que circulan a velocidad inferior. ¿Recuerdas alguna norma de tráfico que no debamos...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies