¿Cual es tu forma de conducir?

¿Cual es tu forma de conducir?

Recientemente, el escritor Tom Vanderbilt (del que es la primera vez que tenemos noticias) ha sacado a la luz una publicación que con el título Tráfico: ¿por qué conducimos de la forma en que lo hacemos y qué dice de nosotros? Analiza de manera entre cínica y sarcástica los tipos de conductores que existen. Para ello, se fija en la manera en la que cogemos el volante y nos sentamos frente a él.   El resultado es diez perfiles diferentes que abarcan la mayoría de conductas que mostramos cuando arrancamos nuestro vehículo. Seguro que, para bien o par mal, te identificas con alguno de ellos. Y puede que darte cuenta te sirva para cambiar alguna de tus actitudes.   Perfeccionista. Todo lo tiene que hacer de la manera correcta. No se le olvida nunca poner el intermitente. Y, por supuesto, coloca las manos sobre el volante a las 10 y 10.   Minimalista. Lo suyo es hacer las cosas de la manera más simplificada posible. Sujeta el volante por la parte inferior y todavía le sobra una mano.   Cool. Ante todo, mucha calma. Condure recostado sobre el asiento y con una mano sobre la parte superior del volante. Seguramente no se desprenderá de sus gafas de sol.   Aventurero. Cualquier sitio es bueno para tomar un poco de riesgo. El coche también. Por eso apoya una mano en el interior del volante. Además busca los huecos inverosímiles de la carretera.   Pacificador. Por supuesto, sujeta el volante con ambas manos y suele ser un caballero (o dama) con el resto de conductores.   Jefe. Es líder y se nota. Su hora al volante son las ocho y veinte. Y, siempre que puede, toma el mando en la carretera.   Partidario. También es de los de las ocho y veinte. Pero en este caso con los puños hacia dentro. Quizás debería llamarse contorsionista.   Payaso. Lo suyo es hacer reír, aunque a veces, puede hacer sufrir al copiloto. ¿Cómo sujeta el volante? Con las rodillas.   Inseguro. Lo suyo es tener el cuerpo pegado al volante, no sea que el coche se le escape. Y los codos, por la falta de espacio, súper flexionados.   Excavadora. Debe tener problemas con la percepción del espacio porque sujeta el volante con una mano y la otra la coloca...

Leer Más

¿Es peor el combustible de las gasolineras low cost?

¿Es peor el combustible de las gasolineras low cost?

Cada vez que tenemos que llenar el depósito de nuestro vehículo nos entra cierto dolor en el bolsillo. Y sobre todo cuando lo hacemos en épocas de mucho tráfico, como son las vacaciones de verano. Por arte magia, sabemos que durante estos días, tendremos que pagar unos céntimos más por cada litro que hace unas semanas. Es lo que llamar la ley de la oferta y la demanda. Afortunadamente, desde hace ya unos años, empezaron a proliferar las llamadas gasolineras low cost, con unos precios sensiblemente inferiores a los de las grandes marcas. Se trata generalmente de instalaciones vinculadas a grandes centros comerciales como Carrefour y Alcampo y en las que podemos encontrar unos precios que nos compensarán hacer unos kilómetros de más para ahorrarnos unos euros. No obstante, desde su aparición siempre ha habido una sombra sobre si alimentar el depósito de nuestro vehículo en estas gasolineras podría estar dañando su motor y, por ende, costarnos más caro a la larga. Y posiblemente las grandes marcas del sector han alentado estas dudas. Pero parece que los conductores podemos estar tranquilos. Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) todos los carburantes que se comercializan en nuestro país están obligados a cumplir con las especificaciones que marca la legislación comunitaria, una norma de mínimos que garantiza su calidad. Otra cosa es que, las petroleras añadan aditivos que hagan que los motores puedan funcionar mejor, de manera más limpia o con un rendimiento superior, lo que explicaría (en parte) la diferencia de precio. Además, las low cost se defienden explicando que realizan análisis, tanto internos como externos, sobre la calidad de los carburantes que ponen a la venta y que las compras las hacen en grandes cantidades y a compañías petrolíferas relevantes a nivel nacional e internacional. En resumen, buscar las gasolinas más baratas, siempre que el establecimiento cumpla con la legislación vigente, puede significar renunciar a ciertos aditivos que mejoran el funcionamiento pero nunca van a suponer un daño a nuestro...

Leer Más

Las cinco infracciones más habituales al volante

Las cinco infracciones más habituales al volante

No son pocas las veces que los conductores aprendemos los comportamientos cívicos a golpe de sanción. Llevar un volante en nuestras manos, ya sea de un coche o de un camión, supone una gran responsabilidad frente a nosotros, al resto de conductores y a los pasajeros que viajan con nosotros. Recientemente se ha publicado un estudio que recoge las cinco infracciones más habituales al volante. Lo cierto es que, vistas todas, parece de sentido común poder evitarlas. Vamos a hacer un repaso por todas ellas. No circulamos bien por las rotondas. Son un elemento que ha proliferado en los últimos años por las carreteras españolas y que, en principio, facilita la circulación en los cruces de vías, creando flujos de tráficos más continuados. Lamentablemente, ya sea por desconocimiento o por actitudes incívicas, muchas veces invadimos el carril contrario con el peligro que ello supone. Cuerda que en caso de colisión, el culpable siempre es el que va por el carril interior. No usamos el intermitente. Se trata de un componente fundamental para la comunicación con el resto de los conductores. El intermitente nos permite anunciar las maniobras que vamos a realizar y que el resto de vehículos estén sobre aviso. Lamentablemente, en muchas ocasiones prescindimos de él, lo que puede suponer la realización de maniobras bruscas que pueden acabar en una colisión. WhatsApp Sabemos que no deberíamos quitar ni un segundo la atención de la carretera, pero según constatan las autoridades de tráfico, cada vez son más los conductores que consultan los mensajes que les llegan por WhatsApp cuando van en marcha. Y parece que no son pocos los que, además, se atreven a contestarlos. Mal uso de los carriles. Cuando circulamos por una vía de tres carriles, nuestra obligación es utilizar el de la derecha y dejar los otros dos libres para los vehículos que van más rápido que el nuestro. Pero la tendencia general es la de usar el del centro. Un stop es un stop Pero muchas veces lo usamos como si fuera un ceda el paso y simplemente aminoramos la marcha en lugar de detener completamente el vehículo.  ...

Leer Más

Cómo aparcamos los españoles

Cómo aparcamos los españoles

Tantas horas de autoescuela, tanta práctica pa ná. Casi un tercio de los conductores dicen que no saben aparcar. Ahora nos explicamos cómo se ha desarrollado tanto la tecnología en lo que asistencia de parking se refiere. De hecho, los nuevos modelos de coche, casi aparcan solos. La noticia es el resultado de un estudio de la compañía Direct Seguros y que se ha publicado durante estos días. Imaginamos que su interés estaría centrado en los roces y pequeñas abolladuras que pueden producirse durante las maniobras de estacionamiento. Lo cierto es que hay datos que ponen los pelos de punta, por lo menos al que ya tiene el coche aparcado. Y es que uno de cada diez de los conductores consultado, confiesa que su sistema de aparcamiento es de oído. Por comunidades autónomas, son los valencianos los que más usan esta tecnología (un 20%) frente a los gallegos que apenas llegan a un 4%. Y por sexos, son más los hombres que lo hacen que las mujeres. El estudio también aporta otros datos que ya todos intuíamos. Por ejemplo, que las ciudades en las que es más difícil aparcar son Madrid y Barcelona (será, imaginamos, por la cantidad que coches que tienen) y que es una mayoría los que prefieren aparcar en batería. En concreto, el 33% de los encuestados se sienten más cómodos estacionando su vehículo en batería, frente al 29% que lo prefieren hacer en línea. Castilla y León, es la comunidad autónoma en la que más se utiliza el sistema de batería. En cuanto a manías, un 12% de los conductores dice sentirse más a gusto realizando las maniobras de aparcamiento girando la cabeza, en lugar de utilizar para ello los espejos retrovisores. Sea como sea tu forma de aparcar, te recordamos una serie de medidas a tener en cuenta: Si aparcas en línea, utiliza el intermitente para avisar de la maniobra, alinea el eje trasero con la parte delantera del vehículo aparcado, gira el volante a la derecha y da marcha atrás hasta que el retrovisor izquierdo apunte al medio del vehículo trasero y, por último, gira el volante al sentido contrario y sigue retrocediendo. Si aparcas en batería, arranca la maniobra con tu parachoques en línea con el vehículo estacionado, inicia la marcha atrás con el volante girado hacia el lado al que vas a aparcar, comprueba en el retrovisor derecho que la rueda no contacta con el faro del coche aparcado y, vigilando el espejo izquierdo, sigue marcha atrás. Aparcar no es difícil. Hay que hacerlo despacio y mirando los retrovisores. Todo es cuestión de...

Leer Más

Tipos de conductor

Tipos de conductor

¿Te gusta conducir? Preguntaban en un anuncio de coches hace unos años. Lo cierto es que no a todo el mundo le agrada ponerse delante del volante, pero se trata más que nada de una obligación. El caso es que cuando arrancamos el coche y empezamos a desplazarnos, imprimimos nuestro carácter a nuestro estilo de conducción. Aunque también hay casos a los que podríamos llamar Increíble Hulk, de personas que se transforman y que vuelcan toda su ira en el resto de coches y en la carretera. Vamos a hacer un repaso de los tipos de conductor más habituales que nos podemos encontrar en la carretera. ¿Te identificas con alguno de ellos? Compulsivos. Son impacientes y generalmente conducen con exceso de velocidad, al tiempo que cambian constantemente de carril. Si el coche de delante les molesta, no dudan en usar las luces o el claxon. Respetuosos con el resto de conductores, mantienen la distancia de seguridad y no suelen sobrepasar el límite de velocidad. Llegan con bastante tiempo a su destino. Frenan y aceleran de manera repentina. Para ellos, el exceso de velocidad es algo normal. Si creen que les has hecho una pifia, puede que vayan a por ti para importunarte. Distraídos. Llevan casi siempre la música puesta y apenas se fijan en los retrovisores. Son dados a hablar por el móvil y a admirar el paisaje exterior. Carne de colisión. Suelen conducir a velocidades bajas y nunca encuentran el mejor momento para cambiar de carril, lo que les hace imprevisibles porque suelen reaccionar en el último momento. Conducen con el cuerpo pegado al volante, postura que no les permite realizar las maniobras con seguridad. Lo pasan mal y sólo cogen el coche por obligación. En ocasiones, esta actitud, se debe a algún accidente sufrido con...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies