Conducir en tiempos de alergias

Conducir en tiempos de alergias

En España aproximadamente 14 millones de personas son alérgicas al polen. Entre los síntomas más comunes se encuentran el picor de ojos y de nariz, los estornudos y la mucosidad. A ello hay que añadir otras molestias en la garganta o incluso en la atención a la carretera debido a la medicación. Lamentablemente, todos estos efectos suponen un potencial riesgo en la conducción. De hecho, si circulamos a 100 kilómetros por hora, la distancia que recorremos sin mirar la carretera en caso de un estornudo puede llegar a alcanzar los 140 metros. La tentación en estos casos es la de automedicarnos. Y, aunque las nuevas generaciones de antihistamínicos causan menos somnolencia, no está de manos consultar a un médico sobre la conveniencia del tratamiento que deberíamos seguir, especialmente si pasamos muchas horas al volante. Además, es importante recordar que, en caso de tomar antihistamínicos, no deberíamos probar el alcohol, ya que dicha mezcla sí puede causar somnolencia en muy pocos minutos, con el consiguiente peligro al volante. El habitáculo de nuestro coche supone un espacio muy reducido que puede presentar la tormenta perfecta en caso de que seamos alérgicos al polen. Por tanto, no está de más seguir esta serie de consejos para minimizar riesgos (y molestias). No bajar las ventanillas El consejo más fácil y práctico. Es un buen momento para utilizar el aire acondicionado y evitar que entre el polen a nuestro coche. Mantener el coche limpio Aunque es una medida buena para todo momento, si limpiamos el interior del coche con una bayeta de microfibras, eliminaremos un buen número de partículas molestas. Cambiar el filtro Es el elemento encargado de retener parte de la suciedad que entra en el habitáculo. Es conveniente limpiarlo en profundidad o cambiarlo, para que retenga con más facilidad las partículas que se cuelan en el interior. Tecnología para hacer recirculade recirculación del aire Productos como los ionizadores que ayudan a mantener el aire más saludable en el interior del vehículo, capturando el polvo y reduciendo las bacterias que pueda tener el coche. Evita las horas punta de la alergia El atardecer y el amanecer son los momentos en los que suele haber más polen en el ambiente, por lo que evitarlos es una buena...

Leer Más

La primavera la conducción altera

La primavera la conducción altera

Llega la estación del año preferida mayormente por los románticos empedernidos. Los días se alargan y el campo, plantas de flores incluidas, despiertan de su largo letargo invernal. Todo muy bonito, sí… Excepto para ese 30% de la población que se estima que padece alergia al polen. Un porcentaje importante de conductores que se estima que irá subiendo en los próximos años. Y no es ninguna tontería. Conducir con picor de nariz y/o ojos, estornudos, tos o dificultades respiratorias, no es precisamente fácil. De hecho, estornudar durante cinco segundos al volante, equivale a recorrer 140 metros de distancia a ciegas. Afortunadamente podemos tomar una serie de medidas que nos harán más fácil la conducción. Por supuesto, la principal es mantener las ventanillas de nuestro vehículo cerradas. Algo que, hoy en día, con el aire acondicionado, se antoja bastante fácil. También es importante mantener los filtros lo más limpios posible, lo que significa cambiarlos con cierta frecuencia. Y por supuesto, añadir a nuestra indumentaria unas gafas de sol, lo que evitará en parte el lagrimeo y la sensibilidad al sol. Además, seguro que parecemos más molonos. También debemos conocer los posibles efectos secundarios que la medicación que tomamos para nuestra alergia. Evitar el alcohol por las posibles interacciones que se puedan producir mejorará también nuestra seguridad. Y procurar no conducir tanto al amanecer como al anochecer, ya que son los momentos en los que se da una mayor concentración de polen.  Una buena idea puede ser también utilizar apps que nos informen de la evolución de esas concentraciones. Por último, ten en cuenta que aproximadamente la mitad de los alérgicos padecen alteraciones del sueño, lo que puede llevar a sufrir somnolencia cuando se está al volante. ¿La buena noticia? Que lo normal es que esta situación no dure más de dos meses al...

Leer Más