Recomendaciones a la hora de conducir con (mucho) calor

Recomendaciones a la hora de conducir con (mucho) calor

A pesar de que llevamos un verano con bastante calor, no ha sido hasta estos días cuando se ha anunciado la primera ola de calor. Se trata de un aspecto importante, no solo de cara a la incomodidad que producen las altas temperaturas, sino a cómo afecta a la seguridad frente al volante. De hecho, a partir de los 30 grados los errores en la conducción aumentan un 20%. Si conducimos soportando más de 35, es como hacerlo tras beber cinco cervezas. Si necesitamos salir a la carretera en estas condiciones, es conveniente hacerlo con una serie de medidas que nos ayuden a paliar esta situación, haciéndola más confortable y, por ende, segura. La primera medida es evitar las horas centrales del día, momento en que las temperaturas son más altas. Por supuesto, hacer una parada cada dos horas, hidratarnos convenientemente y evitar comidas copiosas. Si a ello le añadimos vestir ropas ligeras y transpirables, tendremos hechos casi todos los deberes. Si lo que queremos es enfriar el interior del vehículo de manera rápida, es preferible abrir las ventanas antes de conectar el aire acondicionado. De esta manera, haremos que trabaje menos, ya que la temperatura del coche será bastantes grados más alta que la exterior. Por cierto, no bajar la temperatura de 21 grados, nos permitirá no penalizar en exceso el consumo durante el viaje. Otro gran aliado del que no debemos olvidarnos es el socorrido parasol del parabrisas, que ayudará a que la temperatura no suba tanto y, al mismo tiempo protegerá los interiores plásticos de nuestro vehículo. Si no podemos cubrir el volante para evitar que se caliente, un sencillo recurso que podemos utilizar consiste en girarlo 180 grados cuando estacionemos, con lo que la parte que más se calentará será la que, una vez que arranquemos, quedará abajo. Siguiendo estas indicaciones, estaremos más preparados para una conducción segura y...

Leer Más

Consejos para ahorrar combustible en verano

Consejos para ahorrar combustible en verano

Es un dato contrastado que la llegada del verano, con sus diversas operaciones salida, dispara el consumo del carburante para nuestros vehículos. Un gasto que se suma a los previstos en nuestro bolsillo y que, a través de unas sencillas medidas, podemos minimizar de manera notable. Selección de gasolineras Normalmente en nuestra zona de residencia controlamos cuáles son las estaciones de servicio que nos ofrecen el combustible más barato. Para conocer los precios en las ubicadas cerca de nuestro destino de vacaciones, puedes utilizar este mapa de gasolineras baratas que ofrece el RACE   El momento adecuado Los precios de los combustibles fluctúan constantemente. Los momentos de mayor demanda son los que sufren los precios más altos. Por ello, es importante buscar el mejor momento para repostar. Este suele ser a principios de semana y huyendo de las operaciones salida.   Repostar correctamente Uno de los errores que se suelen cometer al echar gasolina, es apretar el gatillo de la manguera a tope. Claro, lo hacemos porque es más rápido, pero el inconveniente que tiene es que se generan más gases y aumenta la evaporación. Por eso, es más interesante pulsarlo a media presión. Por otro lado, es conveniente girar la boquilla de la manguera cuando terminamos el llenado, con el fin de no desperdiciar el combustible que queda acumulado.   Aligerar peso (y volumen) Si no tenemos suficiente espacio en el coche, utilizamos bacas, baúles o porta bicis. Una vez que hemos llegado a nuestro destino vacacional, lo mejor es desmontarlo para realizar los desplazamientos cercanos ahorrando gracias al menor peso y la mejor aerodinámica.   Atención a los neumáticos Cuando les falta presión, el rozamiento de las ruedas con el suelo es mayor, lo que puede aumentar el consumo de combustible hasta un 45%. Por eso es fundamental vigilarlos, especialmente antes de comenzar el viaje....

Leer Más

Qué hacer si te encuentras con un incendio (cuando vas en coche)

Qué hacer si te encuentras con un incendio (cuando vas en coche)

Este verano, en el que acabamos de entrar, promete ser muy caluroso. Lamentablemente hemos vivido ya en pocas semanas dos graves incendios que han acabado con grandes extensiones de bosque. El peor, el de Portugal que, además, se ha llevado por delante la vida de más de 60 personas. Muchas de ellas, quedaron atrapadas en sus vehículos mientras intentaban huir de las llamas. Lo cierto es que se trata de una situación en la que podemos encontrarnos en cualquier momento y en la que las decisiones que tomemos pueden salvarnos o llevarnos directamente hacia la tragedia. En caso de encontrarnos con un incendio importante, lo primero que debemos hacer es no detenernos y alejarnos de la zona lo más rápido posible. Es importante poder avisar inmediatamente a los servicios de emergencias, a través del 112. Si el incendio nos sorprende, es crucial cerrar puertas, ventanas y el sistema de ventilación del vehículo para impedir la entrada del humo. Además, deberemos encender las luces para que podamos ser localizados. Por supuesto es mejor no intentar atravesar el humo, porque no podremos ver a través de él. A la hora de huir del fuego deberemos intentar evitar las pendientes y, ni por un momento, tratar de refugiarnos en cuevas o pozos, porque son espacios en los que el oxígeno puede desaparecer en unos instantes. Por supuesto no deberemos circular a favor del viento, ya que puede tratarse de una autopista para el fuego. En caso de que no nos quede más remedio que detenernos, lo mejor es hacerlo en una zona que ya se haya quemado. En caso de que el peligro aumente, habrá que evaluar la posibilidad de abandonar el vehículo. Pero, aunque las certezas son imposibles, debemos intentar asegurarnos de que esta opción vale realmente la pena. En este caso, deberíamos avisar de nuestra decisión a los servicios de emergencia.    ...

Leer Más

Las multas más habituales en verano

Las multas más habituales en verano

Sólo la Dirección General de Tráfico, sin contar los Ayuntamientos, pone de media unas 10.000 multas al día en todo el territorio nacional. Muchas infracciones y mucho dinero para las arcas del estado. La campaña de verano del año pasado se saldó con 225 fallecidos en más de ocho millones de desplazamientos. Y parece que este año la DGT quiere bajar esas cifras a base de concienciar nuestro bolsillo. A continuación, te presentamos las cinco infracciones que más se cometen. Exceso de velocidad Era de esperar. ¿Sabes que casi el 40% de los conductores circula superando la velocidad en los diferentes tipos de vías? Correr demasiado mata. Y también resulta perjudicial para nuestra economía ya que las multas pueden llegar a los 600 euros y la pérdida de puntos del carnet a seis.   El uso del teléfono móvil Un clásico moderno que produce muchos accidentes y que puede llevar a un desenlace fatal. La pena es de 200 euros y 3 puntos del carnet. La mejor alternativa es usar el manos libres o, mejor aún, esperar a detenernos en un lugar adecuado para coger la llamada.   Conducir descalzo, con chanclas o sin camiseta No se trata de cumplir con el protocolo o la etiqueta. Los pies pueden ver limitados sus movimientos y llevar el torso desnudo puede producirnos rozaduras o quemaduras con el cinturón de seguridad. La pena, de nuevo son 200 euros y 3 puntos menos en el carnet.   Consumir alcohol y/o drogas Lamentablemente, el otro gran clásico del verano. En apenas una semana de junio casi 2.300 conductores fueron sancionados por esta razón. Las multan se mueven entre los 500 y los 1.000 euros y los 4 a 6 puntos del carnet   Falta de mantenimiento del coche ITV caducada, neumáticos o luces en mal estado, pueden provocar un accidente. Y la multa puede llegar a 200...

Leer Más

¿Es peor el combustible de las gasolineras low cost?

¿Es peor el combustible de las gasolineras low cost?

Cada vez que tenemos que llenar el depósito de nuestro vehículo nos entra cierto dolor en el bolsillo. Y sobre todo cuando lo hacemos en épocas de mucho tráfico, como son las vacaciones de verano. Por arte magia, sabemos que durante estos días, tendremos que pagar unos céntimos más por cada litro que hace unas semanas. Es lo que llamar la ley de la oferta y la demanda. Afortunadamente, desde hace ya unos años, empezaron a proliferar las llamadas gasolineras low cost, con unos precios sensiblemente inferiores a los de las grandes marcas. Se trata generalmente de instalaciones vinculadas a grandes centros comerciales como Carrefour y Alcampo y en las que podemos encontrar unos precios que nos compensarán hacer unos kilómetros de más para ahorrarnos unos euros. No obstante, desde su aparición siempre ha habido una sombra sobre si alimentar el depósito de nuestro vehículo en estas gasolineras podría estar dañando su motor y, por ende, costarnos más caro a la larga. Y posiblemente las grandes marcas del sector han alentado estas dudas. Pero parece que los conductores podemos estar tranquilos. Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) todos los carburantes que se comercializan en nuestro país están obligados a cumplir con las especificaciones que marca la legislación comunitaria, una norma de mínimos que garantiza su calidad. Otra cosa es que, las petroleras añadan aditivos que hagan que los motores puedan funcionar mejor, de manera más limpia o con un rendimiento superior, lo que explicaría (en parte) la diferencia de precio. Además, las low cost se defienden explicando que realizan análisis, tanto internos como externos, sobre la calidad de los carburantes que ponen a la venta y que las compras las hacen en grandes cantidades y a compañías petrolíferas relevantes a nivel nacional e internacional. En resumen, buscar las gasolinas más baratas, siempre que el establecimiento cumpla con la legislación vigente, puede significar renunciar a ciertos aditivos que mejoran el funcionamiento pero nunca van a suponer un daño a nuestro...

Leer Más