Qué hacer si te encuentras con un incendio (cuando vas en coche)

Qué hacer si te encuentras con un incendio (cuando vas en coche)

Este verano, en el que acabamos de entrar, promete ser muy caluroso. Lamentablemente hemos vivido ya en pocas semanas dos graves incendios que han acabado con grandes extensiones de bosque. El peor, el de Portugal que, además, se ha llevado por delante la vida de más de 60 personas. Muchas de ellas, quedaron atrapadas en sus vehículos mientras intentaban huir de las llamas. Lo cierto es que se trata de una situación en la que podemos encontrarnos en cualquier momento y en la que las decisiones que tomemos pueden salvarnos o llevarnos directamente hacia la tragedia. En caso de encontrarnos con un incendio importante, lo primero que debemos hacer es no detenernos y alejarnos de la zona lo más rápido posible. Es importante poder avisar inmediatamente a los servicios de emergencias, a través del 112. Si el incendio nos sorprende, es crucial cerrar puertas, ventanas y el sistema de ventilación del vehículo para impedir la entrada del humo. Además, deberemos encender las luces para que podamos ser localizados. Por supuesto es mejor no intentar atravesar el humo, porque no podremos ver a través de él. A la hora de huir del fuego deberemos intentar evitar las pendientes y, ni por un momento, tratar de refugiarnos en cuevas o pozos, porque son espacios en los que el oxígeno puede desaparecer en unos instantes. Por supuesto no deberemos circular a favor del viento, ya que puede tratarse de una autopista para el fuego. En caso de que no nos quede más remedio que detenernos, lo mejor es hacerlo en una zona que ya se haya quemado. En caso de que el peligro aumente, habrá que evaluar la posibilidad de abandonar el vehículo. Pero, aunque las certezas son imposibles, debemos intentar asegurarnos de que esta opción vale realmente la pena. En este caso, deberíamos avisar de nuestra decisión a los servicios de emergencia.    ...

Leer Más

Las multas más habituales en verano

Las multas más habituales en verano

Sólo la Dirección General de Tráfico, sin contar los Ayuntamientos, pone de media unas 10.000 multas al día en todo el territorio nacional. Muchas infracciones y mucho dinero para las arcas del estado. La campaña de verano del año pasado se saldó con 225 fallecidos en más de ocho millones de desplazamientos. Y parece que este año la DGT quiere bajar esas cifras a base de concienciar nuestro bolsillo. A continuación, te presentamos las cinco infracciones que más se cometen. Exceso de velocidad Era de esperar. ¿Sabes que casi el 40% de los conductores circula superando la velocidad en los diferentes tipos de vías? Correr demasiado mata. Y también resulta perjudicial para nuestra economía ya que las multas pueden llegar a los 600 euros y la pérdida de puntos del carnet a seis.   El uso del teléfono móvil Un clásico moderno que produce muchos accidentes y que puede llevar a un desenlace fatal. La pena es de 200 euros y 3 puntos del carnet. La mejor alternativa es usar el manos libres o, mejor aún, esperar a detenernos en un lugar adecuado para coger la llamada.   Conducir descalzo, con chanclas o sin camiseta No se trata de cumplir con el protocolo o la etiqueta. Los pies pueden ver limitados sus movimientos y llevar el torso desnudo puede producirnos rozaduras o quemaduras con el cinturón de seguridad. La pena, de nuevo son 200 euros y 3 puntos menos en el carnet.   Consumir alcohol y/o drogas Lamentablemente, el otro gran clásico del verano. En apenas una semana de junio casi 2.300 conductores fueron sancionados por esta razón. Las multan se mueven entre los 500 y los 1.000 euros y los 4 a 6 puntos del carnet   Falta de mantenimiento del coche ITV caducada, neumáticos o luces en mal estado, pueden provocar un accidente. Y la multa puede llegar a 200...

Leer Más

¿Es peor el combustible de las gasolineras low cost?

¿Es peor el combustible de las gasolineras low cost?

Cada vez que tenemos que llenar el depósito de nuestro vehículo nos entra cierto dolor en el bolsillo. Y sobre todo cuando lo hacemos en épocas de mucho tráfico, como son las vacaciones de verano. Por arte magia, sabemos que durante estos días, tendremos que pagar unos céntimos más por cada litro que hace unas semanas. Es lo que llamar la ley de la oferta y la demanda. Afortunadamente, desde hace ya unos años, empezaron a proliferar las llamadas gasolineras low cost, con unos precios sensiblemente inferiores a los de las grandes marcas. Se trata generalmente de instalaciones vinculadas a grandes centros comerciales como Carrefour y Alcampo y en las que podemos encontrar unos precios que nos compensarán hacer unos kilómetros de más para ahorrarnos unos euros. No obstante, desde su aparición siempre ha habido una sombra sobre si alimentar el depósito de nuestro vehículo en estas gasolineras podría estar dañando su motor y, por ende, costarnos más caro a la larga. Y posiblemente las grandes marcas del sector han alentado estas dudas. Pero parece que los conductores podemos estar tranquilos. Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) todos los carburantes que se comercializan en nuestro país están obligados a cumplir con las especificaciones que marca la legislación comunitaria, una norma de mínimos que garantiza su calidad. Otra cosa es que, las petroleras añadan aditivos que hagan que los motores puedan funcionar mejor, de manera más limpia o con un rendimiento superior, lo que explicaría (en parte) la diferencia de precio. Además, las low cost se defienden explicando que realizan análisis, tanto internos como externos, sobre la calidad de los carburantes que ponen a la venta y que las compras las hacen en grandes cantidades y a compañías petrolíferas relevantes a nivel nacional e internacional. En resumen, buscar las gasolinas más baratas, siempre que el establecimiento cumpla con la legislación vigente, puede significar renunciar a ciertos aditivos que mejoran el funcionamiento pero nunca van a suponer un daño a nuestro...

Leer Más

Cómo usar las gafas de sol para conducir

Cómo usar las gafas de sol para conducir

El sol es un factor muy molesto a la hora de la conducción. Y muy especialmente en verano. El amanecer y el atardecer son los momentos en los que hay mayor riesgo de deslumbramiento y, en todo momento, podemos llegar a sentir fatiga visual. Lo mejor para prevenir estas situaciones es utilizar gafas de sol. Pero no vale cualquiera. Deben estar homologadas y, mejor todavía, contar con cristales polarizados que ofrecen una visión mucho más nítida, evitan los destellos y reducen aún más la fatiga visual. Dependiendo de su filtro, existen cinco tipos de gafas de sol. Para la conducción en verano las más adecuadas son las de filtro solar 3, que absorben alrededor del 90 % de los rayos UV. En cuanto al color del cristal, los más recomendables son los de tonalidad, gris, marrón o azulada. Es importante aclarar que las gafas de sol no se pueden utilizar por la noche ni en túneles largos, porque pueden hacernos perder la agudeza visual y provocar un accidente. A la salida de estos hay que prestar especial atención para no sufrir un deslumbramiento hasta que el ojo se adapte a la luminosidad exterior. Cuando, al volante, sufres un deslumbramiento del sol, la mejor reacción es mantener la trayectoria de la marcha al tiempo que se reduce la velocidad. En todo momento debes evitar frenar de golpe porque corres el peligro de sufrir un alcance por detrás. Por otro lado, si tienes que conducir durante muchas horas con una luminosidad alta o con el sol de frente, es recomendable realizar paradas de manera regular con el fin de descansar la vista. Otros consejos importantes son llevar el parabrisas del coche limpio, ya que la suciedad puede aumentar el riesgo de deslumbramiento, además de reducir el campo de visión y molestar considerablemente....

Leer Más

Cómo conducir con 40 grados

Cómo conducir con 40 grados

La llegada del verano ha venido acompañada de temperaturas asfixiantes. Comienzan las vacaciones y las carreteras se llenan de personas que se dirigen a sus lugares de veraneo. La DGT ha calculado que, hasta el mes de septiembre, se producirán 81,5 millones de desplazamientos por las vías españolas. Y este año, parece que, además de las medidas generales que debemos tomar con nuestro coche para cada viaje que queramos hacer, debemos pensar en otras adicionales encaminadas a combatir las temperaturas de 40º que nos están azotando y que derivan en un calor asfixiante difícil de soportar. Neumáticos Con el calor, el cuidado de los neumáticos se hace aún más importante. Debemos vigilar que la presión de las ruedas no esté demasiado baja porque las temperaturas altas harán que se desgasten un 15% más rápido. Además, las pastillas de freno al rozar con el disco cogen también mucha temperatura y eso puede hacer que los frenos se sobrecalienten. Gafas de sol Son un imprescindible todo el año, pero más con la que está cayendo. Las mejores son las que llevan cristales polarizados, pero son también las más caras. Según un estudio reciente, el 20% de los conductores no las utilizan nunca. Hidratación y descanso Al volante debemos estar con los cinco sentidos puestos en la carretera. Por tanto, es muy importante no consumir alcohol ni medicamentos que puedan inducir al sueño. Además, la deshidratación es también un factor de riesgo importante, que puede producir dificultad en la concentración, dolor de cabeza e irritabilidad, por lo es conveniente beber líquidos aunque no tengamos sed. Por otro lado, es mejor viajar en las primeras horas de la mañana, cuando la temperatura es mucho más agradable. Y, por supuesto, a los primeros indicios de somnolencia, debemos parar y descansar. En cuanto al aire acondicionado, una buena temperatura son los 22 grados. Por debajo de los 20, hace que se dispare el consumo de nuestro vehículo....

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies