Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Publicado por en 29, Nov, 2021 en Blog | Comentarios desactivados en Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Una de las mayores incomodidades con las que nos encontramos en nuestros vehículos con las bajadas de las temperaturas es que los cristales se empañan y nos impiden una correcta visibilidad.

Su origen está en que el vapor de agua que hay en el ambiente se adhiere en la cara interior de los cristales, debido a la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior.

Probablemente lo primero que se nos pase por la cabeza para solventar este problema sea desempañar el cristal frotándolo con un papel un trapo o la manga de nuestra camisa o jersey. Una solución rápida pero poco acertada ya que quedará manchado y se volverá a empañar en poco tiempo.

Lo mejor que podemos hacer para despejar el parabrisas es dirigir el aire caliente de la calefacción a máxima potencia al foco del problema para compensar el frío del exterior.

Para impedir que los cristales se vuelvan a empañar una vez que nos hemos puesto en marcha, hay que mantener una temperatura adecuada dentro de nuestro vehículo. Lo ideal es que esté entre los 18 y 19 grados. Recuerda que cuanto más subas la temperatura mayor será el gasto de combustible y el agobio que puedas sentir por el calor.

Es posible que además del vaho nos encontremos con una capa de hielo sobre el parabrisas. Si es así, la mejor opción es arrancar el coche y conectar al máximo la calefacción y la luneta térmica. Si a ello sumamos un rascador, en poco tiempo tendremos el coche listo para poder circular con él.

Otra posibilidad es verter un poco de alcohol sobre el hielo, ya que tiene un punto de congelación más bajo que el del agua. Ten en cuenta que usar alcohol puede perjudicar a los limpiaparabrisas, pero es una solución eficaz. Lo que no debes hacer nunca es verter agua caliente, ya que posiblemente el parabrisas se romperá debido al contraste térmico.