Bulos sobre el ahorro de combustible

Bulos sobre el ahorro de combustible

El precio del combustible está por las nubes en toda Europa. Algunos gobiernos han tenido que tomar medidas para controlarlo. Es el caso del español, que ofrece ayudas de 20 céntimos por litro hasta el próximo 30 de junio. Es tal la situación, que estamos viviendo una situación que se da pocas veces en nuestro país: la gasolina está más barata que el gasoil. Con esta realidad, es más necesario más que nunca poner en práctica cuando estamos delante del volante medidas para ahorrar en el combustible. Vamos a repasar los bulos, que también los hay, sobre lo que hay que reducir el consumo mientras conducimos. Ventanillas bajadas Si vamos por autopista, es mejor conectar el aire acondicionado porque a partir de los 80 kilómetros por hora, aumenta el gasto de combustible al influir en la aerodinámica de nuestro vehículo. Por debajo de esa velocidad, la diferencia de gasto es apenas perceptible. Aditivos mágicos ¿Un aditivo que ahorra combustible? Lo único comprobado es que los inyectores deben estar limpios. Lo demás, posiblemente son cuentos. Utilizar el combustible premium Los combustibles de mayor octanaje no garantizan un menor consumo. Es cierto que llevan más aditivos, pero nada más. Es incluso posible que el motor de tu vehículo esté preparado para rendir más con gasolina 95 o diésel e+. Circular siempre a la misma velocidad Es algo que funciona en llano y en cuestas abajo. Pero si tienes que superar una pendiente que asciende lo óptimo es adaptarte con el acelerador y los cambios de marcha a las circunstancias de la carretera. Pero vamos con las buenas noticias, las medidas que podemos tomar para contener el consumo. Y lo mejor, es que son muy fáciles de llevas  acabo: llevar una correcta presión en los neumáticos, conducir con marchas largas y no con demasiado peso el...

Leer Más

El síndrome del carril izquierdo

El síndrome del carril izquierdo

Se acerca el fin de año y los consabidos desplazamientos, tanto de nuestros camiones para el transporte de mercancías toda clase de mercancías como el de todo tipo de conductores para celebrar las fiestas, especialmente en las reuniones de familiares y amigos. Obviamente el uso de las autovías y autopistas se intensifica en estos días. Y la Dirección General de Tráfico aprovecha el momento para llamar la atención sobre el llamado “síndrome del carril izquierdo”. ¿Te suena? Seguro que sí, porque es una práctica bastante habitual en nuestras carreteras. No te descubrimos nada nuevo si te decimos que consiste en que los carriles izquierdo y central se llenan de vehículos mientras que el de la derecha se queda prácticamente vacío. Y aunque te parezca mentira, esta costumbre provoca no solo más retenciones, sino multitud de frenazos y los consabidos alcances. Por eso, la DGT recuerda que el carril izquierdo debe usarse exclusivamente para adelantar, y siempre sin sobrepasar el límite de velocidad. “No es para los que tienen prisa o tienen un coche más potente o les gusta correr más” afirman en un comunicado.  Por tanto, los carriles adicionales deben utilizarse para adelantar, tomar una salida de la vía o repartir el flujo de tráfico cuando hay alta densidad, peso no simplemente para circular por ellos. Incumplir esta norma puede suponer una sanción que llega hasta los 200 euros. Un daño colateral con el que podemos encontrarnos también, se produce al adelantar a otro vehículo que no vaya por el carril de la derecha. Sin importar a la velocidad que circule, aunque sea anormalmente baja, los adelantamientos deberemos hacerlos siempre por su izquierda. No hacerlo así, supone un riesgo de colisión. Y por supuesto, tampoco está permitido circular permanentemente por el carril de la izquierda, adelantando a otros vehículos...

Leer Más

Cómo llevar la bici en el coche

Cómo llevar la bici en el coche

Cuando llega el fin de semana son muchos los que cogen el coche para transportar su bicicleta para disfrutar de unas horas de ruta en contacto con la naturaleza. Algo que se valora quizás más en estos días de confinamientos y restricciones que vivimos. Transportar una bicicleta en nuestro coche no es una tarea complicada, pero hay que prestar atención y hacerlo con todas las garantías de seguridad para proteger la seguridad tanto de nuestros pasajeros como del resto de vehículos. Lo ideal es utilizar un portabicicletas que se adecúe a nuestro vehículo. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos: Para el techo. Nos deja acceso libre al maletero y no restan visibilidad. Si las bicicletas son ligeras, se colocan muy fácilmente. Como aspecto negativo, resta aerodinámica al vehículo y aumenta el consumo de combustible. También puede producir balanceos Para el portón trasero. Con ellos podemos llevar hasta tres bicicletas. Además son los más baratos. Por el contrario, nos bloquean el acceso al maletero. Hay que tener cuidado al colocar las bicis para no cubrir ni los pilotos ni la matrícula. De enganche. Son los de la famosa bola. Se colocan de manera fácil y rápida y no impiden acceder al maletero. Eso sí, requieren de instalación por un servicio profesional y pasar la consiguiente ITV. Remolque. Casi para profesionales. Permite transportar hasta siete bicicletas. Dependiendo del tipo de transportín, será necesario además, tener en cuenta las siguientes indicaciones. Si la instalación cubre la matrícula y los pilotos, tendremos que colocar una placa supletoria. Además hay que tener en cuenta que no está permitido que la bicicleta sobresalga por los laterales. En ese caso, habrá que desmontar las ruedas. Por último, recuerda que si la bicicleta o cualquier otro objeto que transportemos sobresale por detrás, deberemos colocar una placa de señal...

Leer Más

Vienen curvas (y cómo trazarlas)

Vienen curvas (y cómo trazarlas)

Conducir en una recta es fácil. Cualquiera puede hacerlo. La cosa se complica, y a veces mucho, cuando vienen curvas. Ese es el momento en que se mide la destreza de un conductor. Ello se debe a las inercias que generan los cambios de peso, tanto en las frenadas como al realizar las trazadas. En resumen, que tiene que ver con la física. Vamos a proponer una serie de recomendaciones (algunas de las cuales seguir que tenemos interiorizadas) para evitar disgustos (y mareos en nuestros acompañantes) Mira más allá Saber cómo es la curva que vamos a tomar es fundamental. Por ello, tenemos que fijar la mirada lo más lejos posible, lo que nos facilitará la maniobra. La señalización vertical en la carretera también nos dará pistas, tanto la que indica el sentido de la curva como la velocidad máxima. Si marca 30 kilómetros por hora, sabemos de antemano que el trazado no es fácil.  También nos ayuda el plano en el GPS, si es que lo llevamos. Velocidad, la justa Una curva lenta suele ser más difícil de tomar que una rápida. Por el contrario, un error en estas últimas, puede ser más peligroso. Por eso, debemos tomarlas al ritmo justo y, si es necesario frenar, hacerlo antes de que empecemos a girar el volante, ya que tendremos una mayor estabilidad en el vehículo. Obviamente la marcha que elijamos también nos pondrá más fácil (o más difícil) la maniobra con el apropiado giro de motor. Buenos trazos La circulación debe ser de fuera a dentro del carril, dibujando la línea más amplia posible en el trazado, obviamente sin invadir la vía contraria. Con buenas manos En estos casos es más importante que nunca la posición de “tres menos cuarto” de las manos al volante. Ni arriba, ni abajo. Y por supuesto nunca con una sola. Será la única forma de afrontar con éxito cualquier improvisto. Su su suave La brusquedad en la conducción suele traer problemas. Y más en las curvas. La frenada anterior, el giro y la aceleración deben hacerse de forma progresiva para mantener el...

Leer Más

Consejos para conducir en carreteras secundarias

Consejos para conducir en carreteras secundarias

Las carreteras secundarias, debido a sus trazados y las incorporaciones e intersecciones, son las vías en las que, según datos de la DGT se producen los accidentes más graves. De echo, el año pasado murieron en ellas 800 personas. Nada nuevo. Los tramos de montaña, la escasa visibilidad y, sobre todo, la existencia de un solo carril por dirección, suman factores a esas características. También es cierto que son las más divertidas, si te gusta la conducción. Un plus es que las grandes road movies, siempre tienen lugar en carreteras secundarias. Y está claro el por qué. En ellas es dónde puedes encontrar las sorpresas. Con el fin de hacer más segura nuestra conducción por estas vías, te ofrecemos una serie de consejos en tu conducción.  Conduce lo más cerca posible del margen derecho De este modo facilitarás la visibilidad al resto de conductores y un mayor espacio de seguridad a los que circulan en sentido contrario. Mantén una distancia de seguridad correcta No te pegues al coche de delante. De esta manera podrás reaccionar ante cualquier imprevisto, como puede ser un frenazo, y facilitarás la incorporación al carril de los vehículos que hagan un adelantamiento. Cuanto peor sean las condiciones de visibilidad, mayor deberá ser la distancia. Usa las luces durante el día Así te verán mejor, sobre todo en tramos montañosos o carreteras con mucha vegetación en los arcenes. Adelanta siempre con seguridad Recuerda que un adelantamiento indebido o mal calculado es una de las principales causas de accidentes, que además suelen ser mortales.   Señala siempre la maniobra, acelera con decisión y deja espacio suficiente al vehículo que se va a adelantar. Mira a distancia para poder anticipar las maniobras Curvas, cambios de rasante y otras características de la vía, te obligarán a bajar la velocidad. A ello, tienes que añadir posibles maniobras para pasar con seguridad delante de ciclistas o peatones. Atiende además, a las señales de tráfico, que te darán pistas fiables de lo que te vas a encontrar. Y por supuesto, usa el cinturón, respeta los límites de velocidad y no consumas alcohol cuando vas a...

Leer Más