Consejos para que la batería no se descargue con el frío

Consejos para que la batería no se descargue con el frío

La batería es uno de los elementos más importantes de nuestro vehículo ya que, sin ella, el motor no puede arrancar. Las bajas temperaturas que estamos viviendo estas semanas pueden afectar de manera directa a su rendimiento e, incluso, provocar su descarga.   Por lo general, la vida útil de una batería se prolonga hasta los siete años, siempre que tengamos en cuenta una serie mínima de cuidados. La buena noticia es que, aunque nos toque cambiarla, los precios, comparados con otros elementos del vehículo, son bastante moderados.   No utilizar el coche con regularidad es uno de los principales motivos por los que se nos puede descargar la batería. Para prevenirlo, es conveniente arrancarlo cada dos semanas aproximadamente y dar una vuelta de aproximadamente 15 minutos, con lo que lograremos que el alternador la cargue.   Por otro lado, para cuidarla batería es conveniente tener apagada calefacción, luces y radio y pisando el embrague hasta el fondo, si el coche es de cambio manual, con lo que evitaremos tener que mover toda la transmisión. Por cierto, los trayectos cortos también afectan su rendimiento.   En el caso de que se nos haya descargado la batería, una de las soluciones más rápidas es ayudarnos de unas pinzas y otro coche. Para quienes no quieren complicarse y tengan un poco de tiempo, siempre pueden llamar al servicio de ayuda en carretera de su seguro.   Si estamos intentando arrancar el vehículo, es mejor no forzar con la llave más de cinco segundos seguidos. En caso de no conseguirlo, podemos volver a intentarlo en intervalos de 10 segundos.   Procura mantener limpios los bornes de la batería y aplica grasa o vaselina protectora. También hay que mantener limpios los orificios de los tapones ya que existe la posibilidad de una explosión si se obstruye la salida de los gases que se producen en su interior por las reacciones químicas....

Leer Más

Recomendaciones para conducir con nieve

Recomendaciones para conducir con nieve

El invierno ha tardado en venir, pero desde su llegada hemos tenido, a lo largo de toda la península, unos cuantos episodios de nieve que han cortado carreteras y atrapado a conductores. La aparición de nieve y hielo multiplica los riesgos en la carretera y es el origen de un gran número de accidentes. Vamos a repasar una serie de consejos que, en previsión de que el tiempo siga igual, sin duda nos vendrán muy bien. En primer lugar, es recomendable llevar siempre durante los meses de frío un juego de cadenas para nuestros neumáticos. Tras el atrapamiento de conductores en la AP-6, se está hablando de que quizá la DGT lo convierta en una medida obligatoria. Con el fin de poder utilizar la calefacción si nos quedamos atascados, hay que procurar circular siempre con el depósito de carburante lo más lleno posible. La conducción debe realizarse de manera más suave e intentando evitar los volantazos. Sin cadenas o sin neumáticos de nieve, es muy habitual que derrapemos si encontramos placas de hielo. Los frenos deben utilizarse con cuidado y nunca de manera brusca. En caso de que te quedes atrapado en la nieve, procura iniciar la marcha de la manera más suave que puedas y siempre con la dirección recta. Olvídate de pisar a fondo el acelerador, porque en ese caso tienes todas las papeletas para que te patinen las ruedas. Intenta llevar agua y mantas en el coche, por si las paradas se prolongan más de lo deseable. Llevar un poco de comida también te vendrá muy bien. Circula siempre con la marcha más larga que puedas y a un bajo nivel de revoluciones procurando, además, que tu vehículo no sufra pérdidas de tracción por un exceso de fuerza. Y, sobre todo, si hace mal tiempo, lánzate a la carretera solamente si es...

Leer Más

Recomendaciones para conducir en otoño

Recomendaciones para conducir en otoño

Con la entrada del otoño, los días se hacen más cortos y, por consiguiente, hay menos luz. También es el momento en que empiezan a caer las lluvias, aparecen los bancos de niebla y las primeras heladas. Todos ellos, fenómenos atmosféricos que pueden poner a prueba nuestra pericia al volante. Sin dejar de lado el respeto a las normas básicas de circulación, entre las que destacan el uso del cinturón, los límites de velocidad y la distancia de seguridad, entran en juego una serie de parámetros que hay que tener en cuenta para no llevarnos ningún disgusto. Tras el verano, es el momento de revisar las escobillas del limpiaparabrisas y el estado tanto de los frenos como de los neumáticos (cuyo dibujo debe tener un mínimo de 1,6 milímetros). A la hora de realizar un viaje también es importante consultar el estado del tiempo, ya que resulta muy cambiante en esta época del año. Por otro lado, es importante tener en cuenta que los cambios atmosféricos producen tensión nerviosa y fatiga visual, lo que puede traducirse en una disminución de la atención y un posible accidente. En cualquier caso, cuando nos encontremos con la lluvia debemos evitar frenar con brusquedad para impedir el aquaplanning. También debemos estar alertas a la posibilidad de que aumente la distancia de frenado debido al agua que puede haber en la calzada. Y por supuesto, levantar el pie del acelerador.Y si de día debemos estar atentos, por la noche debemos extremar las precauciones en la conducción. Si bien, el tráfico disminuye una media del 60%, durante estas horas del día casi la mitad de los accidentes que se producen son mortales. Por último, no debemos olvidar que, precisamente, en estos días se produce el cambio de hora al horario de invierno, lo que puede provocar cansancio y fatiga que eleva el riesgo en la...

Leer Más

Los niños y la Educación Vial

Los niños y la Educación Vial

El próximo 5 de octubre se celebra el Día Internacional de la Educación Vial, una iniciativa cuyo objetivo es concienciar a conductores, peatones, ciclistas y usuarios del transporte público, sobre la importancia de circular correctamente. Este tipo de medidas son fundamentales para prevenir los accidentes de circulación, que provocan alrededor de 1,3 millones de muertes anuales a lo largo de todo el mundo.   Uno de los principales grupos de riesgo es el de los niños, que suelen ser víctimas de la imprudencia, el desconocimiento de las reglas básicas de seguridad o de descuidos, que pueden provenir de ellos mismos o de los adultos que están a su cuidado.   Por eso, recogemos una serie de consejos que deberíamos tener en cuenta para los pequeños con el fin de aumentar su seguridad tanto cuando se mueven por las calles como cuando están en el interior de un vehículo.   Los niños imitan lo que ven Los adultos debemos ser los primeros en respetar las normas de circulación, para que los pequeños sigan nuestro ejemplo. Si cruzamos con el semáforo en rojo o sin usar los pasos de cebra, ellos también lo harán.   Controlar la impulsividad Desenvolverse de manera cautelosa al volante, mostrando respeto hacia el resto de conductores y hacia las normas de circulación, evitará accidentes y ayudará a que los niños de se desenvuelvan de manera correcta.   Jugar con ellos Una de las mejores maneras de enseñar los conceptos de la educación vial es a través del juego. Simular que los niños van solos y tienen que reaccionar ante diversas situaciones, favorece que retengan los conceptos más importantes. Utilizar los parques con circuitos de bicicletas también es un buen recurso a tener en cuenta.   Concienciar sobre el uso del cinturón No arrancar el coche hasta que todos los ocupantes tengan el cinturón puesto ayudará a que los niños interioricen la necesidad de su utilización en cuanto suben a un vehículo.   Aparcar siempre correctamente Estacionar el coche sólo donde está permitido, especialmente cerca de centros escolares, y no hacerlo nunca en segunda fila, hará de nuestros hijos unos conductores ejemplares el día de...

Leer Más

Los 25 radares que más multan en España

Los 25 radares que más multan en España

Una de las mayores preocupaciones de los conductores (a parte de la seguridad sobre las cuatro ruedas de su vehículo) es la posibilidad de ser multados por exceso de velocidad. Por una cuestión de lógica, cuanto más tiempo se pasa en la carretera, más riesgo existe. De hecho, casi el 60% de las denuncias que se producen en nuestras carreteras tienen su origen en los radares fijos que se sitúan a través de las vías de toda nuestra geografía. No obstante, estamos fuera del pódium de países europeos con mayor número de radares por kilómetros de carretera. El primer puesto lo ocupa Bélgica, con más de 5.500, seguido por Francia, con 4.000 y Polonia con más de 2.300. En España, los radares fijos que más denuncias contabilizan son los situados en Andalucía. El año pasado sumaron un total de 459.836. Le siguen los de las comunidades de Castilla-León con 230.171 y Castilla-La Mancha con 196.400. Los menos sancionadores se encuentran en Canarias (5.193), Asturias (13.805) y La Rioja (14.621). En total, nuestras carreteras tienen 377 radares fijos, lo que da una media de 29 por cada 10.000 kilómetros de vías. Comparados con los de nuestros vecinos europeos pueden parecer pocos, pero la realidad dice que su productividad es muy similar a los franceses. La lectura que podemos sacar es que somos más proclives a rebasar los límites de velocidad (que por otra parte, hay que recordar que en Francia son más altos que en nuestro país). Con el fin de no amargarnos las vacaciones, al pie de este texto puedes consultar la localización de los 25 radares fijos que más multan en España. Desde Sergetrans hacemos un llamamiento a respetar los límites de velocidad, no por la posible sanción sino por el peligro, tanto para nosotros como para otros conductores, que puede...

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies