Los papeles que debes llevar en tu vehículo

Los papeles que debes llevar en tu vehículo

Los papeles del camión decían el grupo musical No me Pises que llevo Chanclas. Y es que todo vehículo (y conductor) tienen la obligación de tener una serie de documentos que deberán mostrar a los agentes si estos se lo solicitan en un control, un accidente o cualquier otra circunstancia que consideren oportuna. Vamos a repasar los cuatro documentos que es necesario llevar ya sea nuestro el vehículo o de alquiler o, incluso, que nos lo hayan prestado. Carné de conducir Es un documento personal e intransferible que capacita al conductor para poder circular con vehículos a motor. Muestra un total de cinco categorías (A, B, C, D y E) que se corresponden con diferentes tipos de vehículos. Tiene caducidad, por lo que es muy importante tenerlo siempre actualizado. Además de en soporte físico, se puede llevar en el teléfono móvil a través de la app gratuita MiDGT. Pero es importante saber que, aunque los agentes de la Guardia Civil sí lo aceptan como documento válido, otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, como puede ser la Policía Local, pueden rechazar su validez. La DGT también expide autorizaciones provisionales cuando hay extravíos o se renueva el documento. Permiso de circulación Es el documento de ámbito europeo que recoge los datos del vehículo (fecha de matriculación, características del mismo, el uso que puede tener y la identificación del propietario). Al igual que el carné de conducir, podemos llevarlo en la app MiDGT. Tarjeta de Inspección Técnica Se trata de una ficha técnica que muestra diferentes características del vehículo como el fabricante y el modelo o la potencia y las emisiones. Esta tarjeta, por otra parte, no muestra el nombre del propietario. Se entrega tras la primera inspección técnica (en los turismos, cuando cumplen cuatro años) y se vincula a la pegatina que recoge la fecha de caducidad y que debe colocarse en el parabrisas. Seguro El seguro a terceros es obligatorio, pero no es necesario llevar la póliza en el vehículo, lo que no quiere decir que sea conveniente. Los agentes, en caso de necesidad, pueden consultar de manera telemática la póliza. No obstante, casi todas las compañías ofrecen una app para que puedas llevar los datos en tu teléfono...

Leer Más

Bienvenido a Zona 30

Bienvenido a Zona 30

A principios de mayo entró en vigor una importante modificación del Reglamento General de Circulación, que limita claramente la velocidad en las vías urbanas. Se trata básicamente de la reducción de la velocidad máxima en las poblaciones, que pasa de 50 kilómetros por hora a tan solo 30. Esta medida, según los expertos, permitirá una convivencia más segura entre vehículos a motos, peatones, ciclistas y usuarios de los nuevos dispositivos eléctricos que hace ya tiempo que encontramos en nuestras calles, como los patinetes. Obviamente, el incumplimiento de estos límites traerá acarreadas las consiguientes sanciones. Hace tiempo que algunos ayuntamientos, a lo largo de toda nuestra geografía, se habían adelantado a esta nueva norma con el fin de facilitar la convivencia antes referida, especialmente en los centros históricos, que han ido ganando poco a poco terrenos a los vehículos motorizados. Una nueva realidad de movilidad en la que prima la figura del peatón y los beneficios que conllevan los desplazamientos a pie, tanto para la salud como para el medio ambiente. De este modo, la velocidad máxima será de 20 kilómetros por hora en vías en la que calzada y acera son plataforma única. En las calles de un único carril por sentido de circulación (la gran mayoría que nos encontramos en las poblaciones) la velocidad será de 30 kilómetros por hora. Es importante destacar que en vías de dos o más carriles por sentido solo se podrá circular a 50 kilómetros por hora en uno de los carriles, mientras que en el otro el límite de velocidad máxima será de 30 kilómetros por hora y por él podrán circular también las bicicletas. Según diversos estudios de movilidad, en las poblaciones en las que hace tiempo que se han implantado estas medidas, se han reducido los accidentes y los que hay, reducen los daños de gravedad y los fallecimientos. Asimismo, la contaminación acústica cae de manera notable. También se protege el medio ambiente ya que se reducen las emisiones de humos contaminantes y aumenta la fluidez del tráfico. Esperamos que esta medida sea un beneficio para todos los que compartimos las calles de nuestros...

Leer Más