Trucos que NO funcionan para evitar el positivo en un control de alcoholemia

Trucos que NO funcionan para evitar el positivo en un control de alcoholemia

A estas alturas, todos deberíamos saber que ponerse al volante tras ingerir alcohol es peligroso para nosotros y para el resto de los usuarios. Las sanciones, así lo confirman. Superar la tasa de 0.25mg/l en aire espirado supone una multa de 500 euros y 4 puntos menos en el carné de conducir. Si la tasa supera los 0,50 son 6 puntos menos y 1.000 euros de sanción. A partir del 0,60 nos enfrentamos a un delito penal con una condena de entre tres y seis meses de prisión. Por otro lado, los conductores profesionales y los que tienen menos de dos años de carné, no pueden supera la tasa de 0,15 mg/l en aire espirado. Además, negarse a hacer las pruebas de detección de alcohol o de la presencia de drogas en el organismo supone una infracción de 6 puntos que se pierden en el carné de conducir. Tras a cruda realidad, los bulos. Desde siempre han circulado supuestos trucos que evitan que demos positivo. Antes de repasarlos, te advertimos que ninguno de ellos funciona. Esperar entre una y dos horas antes de conducir Funcionaría se la espera se alarga entre cinco o seis horas, porque es el tiempo medio en que el organismo elimina las drogas o alcohol ingeridos por nuestro cuerpo. Pero menos de ese tiempo, daría positivo. Ingerir granos de café Un truco que funcionaba con los primeros alcoholímetros pero que hoy en día es totalmente inútil. Beber agua Está muy bien para hidratarte, pero nada más. Sudar o hacer deporte Otro truco que tampoco funciona. Puede producir pérdida de agua en nuestro cuerpo, pero no afecta al aire aspirado ni a la saliva. Comer limones Estimula la producción de saliva y nos puede hacer pasar un mal rato, pero peor es la sanción que nos caerá ya que no enmascara nada. Las bebidas energéticas Es muy peligroso. Su ingesta puede provocar una suma de...

Leer Más

Consejos para ahorrar en los gastos de tu coche

Consejos para ahorrar en los gastos de tu coche

Año nuevo, precios más altos. Estamos en una coyuntura alcista que afecta a todos los bolsillos. Desde el aumento del precio de la electricidad a la de los alimentos pasando, como no, por el de los carburantes. Y para más inri, en plena cuesta de enero. De hecho, el precio medio de los vehículos matriculados en nuestro país también ha subido. De los 18.000 euros en 2019 a los más de 20.500 del año pasado. ¿La consecuencia? Que la mayoría de los mortales tenemos que apretarnos el cinturón. Algo que tenemos que hacer también con nuestros vehículos. Entre otras cosas porque el precio del gasóleo está casi rozando sus máximos históricos. La mejor recomendación, en el tema que nos ocupa, es mantener el coche en buen estado. Vigilar los niveles y hacer las revisiones son una buena acción preventiva para evitar averías. En cuanto al carburante, es bueno revisar los precios en diferentes gasolineras. Para ello, podemos utilizar diferentes apps que nos facilitan el precio con tan solo mirar la pantalla de nuestro teléfono. Además, procura llenar el depósito los lunes o martes, ya que el precio suele subir a medida que pasan los días, llegando a sus máximos los fines de semana. No te olvides tampoco de revisar la presión de los neumáticos. Las presiones incorrectas hacen que se dispare el consumo de combustible. Otro de los imprescindibles es realizar una conducción eficiente, evitando tanto los acelerones como los frenazos. Es bueno para el motor, bueno para el bolsillo y también para tu seguridad. Y, aunque arrecie el frío, espera unos minutos antes de encender la calefacción del coche. Evitarás, por una parte, que el aire salga frío y también ahorrarás en combustible. Por último, compara precios: de la ITV, del seguro, de las revisiones… Puedes llevarte estupendas sorpresas dándole un poco de...

Leer Más

El síndrome del carril izquierdo

El síndrome del carril izquierdo

Se acerca el fin de año y los consabidos desplazamientos, tanto de nuestros camiones para el transporte de mercancías toda clase de mercancías como el de todo tipo de conductores para celebrar las fiestas, especialmente en las reuniones de familiares y amigos. Obviamente el uso de las autovías y autopistas se intensifica en estos días. Y la Dirección General de Tráfico aprovecha el momento para llamar la atención sobre el llamado “síndrome del carril izquierdo”. ¿Te suena? Seguro que sí, porque es una práctica bastante habitual en nuestras carreteras. No te descubrimos nada nuevo si te decimos que consiste en que los carriles izquierdo y central se llenan de vehículos mientras que el de la derecha se queda prácticamente vacío. Y aunque te parezca mentira, esta costumbre provoca no solo más retenciones, sino multitud de frenazos y los consabidos alcances. Por eso, la DGT recuerda que el carril izquierdo debe usarse exclusivamente para adelantar, y siempre sin sobrepasar el límite de velocidad. “No es para los que tienen prisa o tienen un coche más potente o les gusta correr más” afirman en un comunicado.  Por tanto, los carriles adicionales deben utilizarse para adelantar, tomar una salida de la vía o repartir el flujo de tráfico cuando hay alta densidad, peso no simplemente para circular por ellos. Incumplir esta norma puede suponer una sanción que llega hasta los 200 euros. Un daño colateral con el que podemos encontrarnos también, se produce al adelantar a otro vehículo que no vaya por el carril de la derecha. Sin importar a la velocidad que circule, aunque sea anormalmente baja, los adelantamientos deberemos hacerlos siempre por su izquierda. No hacerlo así, supone un riesgo de colisión. Y por supuesto, tampoco está permitido circular permanentemente por el carril de la izquierda, adelantando a otros vehículos...

Leer Más

Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Llegan los fríos: cómo desempañar los cristales del vehículo

Una de las mayores incomodidades con las que nos encontramos en nuestros vehículos con las bajadas de las temperaturas es que los cristales se empañan y nos impiden una correcta visibilidad. Su origen está en que el vapor de agua que hay en el ambiente se adhiere en la cara interior de los cristales, debido a la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior. Probablemente lo primero que se nos pase por la cabeza para solventar este problema sea desempañar el cristal frotándolo con un papel un trapo o la manga de nuestra camisa o jersey. Una solución rápida pero poco acertada ya que quedará manchado y se volverá a empañar en poco tiempo. Lo mejor que podemos hacer para despejar el parabrisas es dirigir el aire caliente de la calefacción a máxima potencia al foco del problema para compensar el frío del exterior. Para impedir que los cristales se vuelvan a empañar una vez que nos hemos puesto en marcha, hay que mantener una temperatura adecuada dentro de nuestro vehículo. Lo ideal es que esté entre los 18 y 19 grados. Recuerda que cuanto más subas la temperatura mayor será el gasto de combustible y el agobio que puedas sentir por el calor. Es posible que además del vaho nos encontremos con una capa de hielo sobre el parabrisas. Si es así, la mejor opción es arrancar el coche y conectar al máximo la calefacción y la luneta térmica. Si a ello sumamos un rascador, en poco tiempo tendremos el coche listo para poder circular con él. Otra posibilidad es verter un poco de alcohol sobre el hielo, ya que tiene un punto de congelación más bajo que el del agua. Ten en cuenta que usar alcohol puede perjudicar a los limpiaparabrisas, pero es una solución eficaz. Lo que no debes hacer nunca es verter agua caliente, ya que posiblemente el parabrisas se romperá debido al contraste...

Leer Más

Coches de Halloween

Coches de Halloween

La  celebración de Halloween ha desplazado en nuestro país claramente la del Día de Todos los Santos. Lo cierto es que tenía todas las de ganar. Parte con la ventaja de que es mucho más divertido el mundo de los monstruos y el terror, con el que además se han alimentado las nuevas generaciones en nuestro país. Si a eso se le añade que comercialmente es mucho más atractivo y que las empresas de diferentes campos pueden explotarlo comercialmente, está todo dicho. Incluso, pensándolo un poco, en el mundo del motor también podemos hablar de Halloween. Y no nos referimos a las películas en las que los coches son un personaje más, como en Las Colinas tiene ojos o Sé lo que hicisteis el último verano. Pero nos vamos a centrar en otro tema que resulta más apasionante. Vamos a realizar un repaso al nombre de coches míticos que están relacionados con el miedito que nos produce Halloween. Presta atención porque, aunque no son muchos, sí son más de los que pensabas.   Empezamos fuerte, ni más ni menos con los míticos Lamborghini. En esta marca nos encontramos con los modelos Diablo VT Roadster y Murciélago Roadster. El primero puedes encontrarlo en el mercado de segunda mano por aproximadamente por un cuarto de millón de euros, y el segundo por “solamente” 180.000. ¿Te parece mucho? Pues podemos subir la apuesta con los Rolls-Royce. En este caso el modelo Phamtom (fantasma) puede subir hasta casi los 600.000 euros. Los precios dan casi más miedo que los nombres. Por si fuera poco, tienen otro modelo que se llama Ghost (fantasma). Rebajando perspectivas económicas, Alfa Romeo cuenta con un modelo Spider (araña) que puede adquirirse por poco más de 20.000 euros y Dodge con uno llamado Demon (demonio) por apenas 35.000. Esta marca cuentatambién con otro modelo cuyo nombre parece hecho a posta para estas fechas: Hellcat (gato del infierno) Y hasta aquí este post de...

Leer Más